AGUADORAS Y LAVANDERAS

En 1968 el escritor e investigador cacereño Valeriano Gutiérrez Macías sacaba a la luz una nueva publicación: “POR LA GEOGRAFÍA CACEREÑA” (Fiestas Populares), con un curioso capítulo sobre las Aguadoras.

Un completo recorrido, en el calendario festivo de la Alta Extremadura, a caballo de sus principales y más señeras y tradicionales fiestas típicas de la provincia de Cáceres, en sus cuatro puntos cardinales, en medio de un panorama de la mayor sensibilidad histórica a tales celebraciones, entre el jolgorio, la participación, la alegría, entre curiosidades, la algarabía y el colorido más variopinto.
Por la Geografía Cacereña” se conforma como una rica y muy  cuidada aportación al panorama cultural y popular cacereño. Tanto que la publicación de Valeriano Gutiérrez Macías que fue declarado de Interés Turístico por el Ministerio de Información y Turismo.

En dicha publicación se puede leer un capítulo dedicado a la Fiesta Cacereña de Las Lavanderas titulado “Las Lavanderas y la Fiesta del Febrero”, que protagonizan, el día, esas esforzadas, entrañables y siempre admirables mujeres, entre Fuente Concejo y La Madrila, Aguas Vivas y Fuente Fría, La Pavila y El Coralito, y que se configuran como una figura de extraordinario relieve y a la que se rinde memoria en la estatua que se alza en su honor, como un recuerdo imperecedero en las páginas de la historia cacereña.

Aguadoras y Lavanderas, de muy duro cometido, y que, como señala Valeriano Gutiérrez Macías, fueron pintadas, de modo muy relevante y entrañable, por la hondura y los perfiles emocionales que se plasman en lienzos de Conrado Sánchez Varona, de Juan Caldera, de Eulogio Blasco

El referido capítulo se adorna con esta fotografía de Blasco con el protagonismo de las Aguadoras en Fuente Concejo. Una estampa de extraordinaria sutileza donde se aprecia el rostro de generosidad de las mujeres cacereñas, la curiosa imagen del guardia municipal, y, al fondo, como siempre, el Casco Histórico-Monumental, cuajado, también siempre, de una más que extraordinaria belleza…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *