… Y, AL FONDO, CACERES (1966)

 

 

caceres-filmoteca1966… Y al fondo, siempre, la inmensidad, profunda y penetrante, de la belleza de Cáceres. Sencillamente fascinante. Acaso, de magia. Quizás como una luz de excelsa piedra de eternidad.

Dos guapas jóvenes de hondo sabor cacereño, un traje pleno de tipismo popular, el pañuelo de mil colores, el aderezo de la gargantilla artesanal. unas ramas del arbolado que parece y semeja que se pespuntean en el camino del objetivo artístico de la cámara, mientras envuelven, mimándola, a la Ciudad Histórico-Monumental. Cáceres.

Un blanco y negro, un juego de claros y oscuros, que aprisiona en el alma el corazón de quien contempla y saborea y disfruta de una fotografía todo amor, todo magia, todo hermosura…

… Y, al fondo, ese poema, titulado, sencillamente, Cáceres, Cáceres, Cáceres.
NOTA: La imagen, del año 1966, está captada de la Filmoteca Nacional.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *