… Y, AL FONDO, EL SAGRADO CORAZON DE JESUS

El año 1926 se procedía a la bendición del Monumento al Sagrado Corazón de Jesús en la explanada del Santuario de la Virgen de la Montaña, que se alzó por iniciativa de Monseñor Pedro Segura Saez, entonces Obispo de Coria, que dejó un legado de relieve en Cáceres.

Como fue la puesta en marcha del periódico católico “Extremadura” el año 1923, bajo la dirección de Tomás Murillo, el impulso de la Acción Social Católica, que fuera amigo personal del Rey Alfonso XIII, desde que compartieron desesperanzas y angustias de aquella visita a la empobrecida y muy deprimida en aquel entonces, comarca de Las Hurdes, y que alcanzaría el rango de Cardenal Primado de España, nombrado por el Papa Pío XI.
 
La imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que fue costeada personalmente por el obispo Segura Saez, es obra de Félix Granda Buylla, sacerdote, escultor, pintor y orfebre español.
La misma cuenta con una altura de cinco metros y sesenta centímetros de altura y está tallada en granito fino.
 
El acto, memorable en las páginas de la historia de Cáceres, estuvo presidido por Monseñor Federico Tedeschini, Nuncio de Su Santidad en España, en una jornada de una gran participación del pueblo cacereño.
 
Y allí arriba, en lo alto, sobre los riscos de la Sierra de la Mosca, junto a la Virgen de la Montaña, nuestra patrona, siempre, el Sagrado Corazón de Jesús.
 
La fotografía es obra de ese gran e ilustre cacereño que siempre fue Javier García Téllez, siempre Javier para todos, y está hecha en el año 1937.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *