ANGELITA CAPDEVIELLE, LA PASION POR EL FOLKLORE

Angelita Capdevielle, (1890-1972) es, sencillamente, una institución en Cáceres, que trabajó desde siempre, de forma afanosa, por la recuperación y divulgación de las canciones y danzas del folklore típico cacereño, cuando estaban a punto de perderse por el camino del olvido.

 

Angelita Capdevielle revitalizó, con numerosos viajes, entrevistas, grabaciones, apuntes, estudios e investigaciones, romances, alboradas, villancicos, ofrendas, rondas de bodas, petitorios, cantos de quintos, romerías, nanas…

Ejerció la docencia en el Ateneo de Cáceres, en el Instituto Nacional de Enseñanza Media “El Brocense“, en la Escuela de Magisterio “Rufino Blanco“, en la Escuela Hogar de la Sección Femenina y, también, en el Conservatorio de Cáceres, dirigiendo, asimismo, diferentes agrupaciones, como la Masa Coral Cacereña y los Coros y Danzas de la Sección Femenina, en una labor y en una tarea verdaderamente encomiable.

Canciones y danzas de riqueza tradicional: La jota cacereña ochocentista “El Redoble“, cuya letra fue facilitada por Miguel Muñoz de San Pedro, Conde de Canilleros, eminente historiador e investigador, a quien se la trasmitió la niñera Isabel Domínguez, “Canto de Animas“, de Casar de Cáceres, “Danza del Pandero“, de Malpartida de Cáceres, “El pájaro bobo“, de Arroyo de la Luz, “El Pindongo“, de Montehermoso, “La Carta“, de Piornal, la “Jota Cuadrada”, de Monroy, “Los Pajarillos”, la “Jota del Candil”, de Alcuéscar, “El Perantón”, la “Jota de Guadalupe”, “Los Sones de Montehermoso”, “Qué bonitas son las cacereñas”, “La Rondeña”, “El Cerandeo”, “La Jerteña”, “El Arbolito”, “La Carta”, con esa letra que señala:”La Pimentonera“, de Pasarón de la Vera, con esa letrilla que dice:

Somos pimentoneras,
todas sabemos coger pimientos.
Lo mejor de La Vera,
niña hechichera,
es nuestro acento…

Jotas, danzas y canciones que, desde aquel entonces hasta hoy han formado, forman y formarán parte, por historia, esencia y cosatumbrismo tradicional arraigado en los ancestros de la sensibilidad popular, de los más variados repertorios de las agrupaciones folklóricas de la provincia de Cáceres y, también, de los grupos de música folk que recogieron con extraordinario ahinco las letras, las músicas, las partituras, los instrumentos y la vestimenta que se fue encargando de recopilar, con un esmero del mayor y mejor relieve, una figura como la que representa, ni más ni menos, que Angelita Capdevielle Borrella. Una mujer y una investigadora de señalada comunión con los ritos, con las festividades, con la representación tradicional de la provincia de Cáceres en todas sus manifestaciones.

Como es, por ejemplo, esta danza folklórica cacereña bailada por los Coros y Danzas de la sección Femenina, en los años sesenta, y recogida en una tarjeta postal.

Angelita Capdevielle también nos legó un libro titulado “Cancionero de Cáceres y su provincia“, fue galardonada con la “Y” de plata de la Sección Femenina, y figura, por mérito propio, en el callejero cacereño.

El compositor cacereño Juan Solano, la denominó “Corazón Musical de Extremadura“, Miguel Muñoz de San Pedro, dejó constancia de que “Angelita es una institución en Cáceres“, Valeriano Gutiérrez Macías, miembro correspondiente de la Academia de la Historia, escribió que “Cáceres siempre estará en deuda con el más que sobresaliente e ímprobo esfuerzo llevado a cabo por Angelita Capdevielle“, y el escritor Domingo Sánchez Loro, dejó constancia de que Angelita Capdeviellesupo captar la magia de nuestro folklore  y para evitar su pérdida trabajó incansable por la provincia para reunir en encomiable afán todas las partituras de nuestros bailes y canciones“.

Por su parte la revista “Alcántara“, tras su fallecimiento, plasmó, en la correspondiente necrológica, que era una “popular figura cacereña de los ámbitos musicales e investigadora del folklore local”, además de señalarla como apasionada por la música, que “vivió siempre por la música y para la música” y que “a su tenaz investigación deben los Coros y Danzas de la Sección Femenina su sólido y bien ganado prestigio“.

Una figura, pues, profunda, sencilla, entrañable y esforzada, que siempre figurará en las páginas de la historia de Cáceres.

Asimismo dejar constancia que con motivo de uno de los homenajes que se le tributaron, en medio de un cariño arrollador, tanto por su trabajo como por su arrolladora y amable cordialidad, uno de sus alumnos le dedicó la siguiente “bomba” o expresión popular, como las que se lanzan, en mitad de la danza, en la “Jota del Candil“, de Alcuéscar:

De la gente de mi tierra,
traigo la esencia más rica,
que ha vuelto a resurgir,
gracias a Doña Angelita.

En el periódico digital diario cacereño “Región Digital” de hoy, 3 de abril de 2017, podeis leer mi artículo, titulado ANGELITA CAPDEVIELLE, LA PASION POR EL FOLKLORE DE CACERES. Y, también en mi Blog, “CACERES, EL BLOG DE JUAN DE LA CRUZ”, podeis leer el capítulo dedicado a la eminente folklorista titulado “ANGELITA CAPDEVIELLE, LA PASION POR EL FOLKLORE“, que se encuentra incrustado en la sección titulada “PERSONAJES“.

 

Licencia de Creative Commons
ANGELITA CAPDEVIELLE, LA PASION POR EL FOLKLORE by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *