ANIS «LA CACEREÑA»

Rebusco en mi Archivo y me encuentro con una fotografía de cuando aquella botella de anís, denominado LA CACEREÑA, costaba, según tengo anotado, cuatro pesetas. O sea, que debe de corresponderse, más o menos, con las fechas del Cáceres de Aquellos Tiempos, que intento, modestamente, ir plasmando hasta donde buenamente puedo y dan de sí mis archivos y ayudas de unos y otros.

 
Una botella que, en mi opinión, es un auténtico lujo. Al menos en el recuerdo del escritor y periodista por cuanto refleja de pálpito con la historia de Cáceres. No se si por el anís, que no recuerdo haber catad,. Sino, cuando menos, por la auténtica belleza de la etiqueta, «La Cacereña«, y en la que destaca ese precioso dibujo con la indumentaria más típica y más popular cacereña como supone y representa el de la localidad cacereña de Montehermoso.
Un traje que lleva muchos años dando la vuelta al mundo entre bellezas, entre piropos, entre sorpresas, y, siempre, claro es, entre admiraciones mil por parte de todos aquellos que tienen la oportunidad de disfrutar en su vista con este traje popular tan nuestro, que figura entre los más ricos y completos del mundo.
Ahí quedaba guardaba la fotografía, como escondida entre los recovecos de un desordenado archivo y que siempre prometo ordenar, pero que, por unas u otras causas no consigo hallar tiempo para hacerlo.
Lo que lamento sobremanera.
Pero, al final, la casualidad me ha llevado a encontrarla. Y, como apreciar, con ese esmirilado como cristal labrado. Botellas que servían, asimismo, para rasparlas con una cuchara acompañando a los instrumentos musicales para la entonación e interpretación de las canciones y danzas típicas cacereñas-
Hoy mismo, pegando un pinchazo accidental en el Archivo, apareció, sorprendentemente la fotografía de marras junto a otra, también de anís LA CACEREÑA. 
Y es que hace un largo tiempo buena amiga cacereña, que sabe un poquitín de mis modestas aficiones, visitaba el Museo del Anís, ubicado en la localidad cordobesa de Rute. Y allí hasta donde me comentó, entre cientos de botellas de anís, en la rápida visita turística de grupo donde los llevan a todo gas, que nos le da tiempo ni a respirar a los buenos y pacientes visitantes, se encontró con otra botella de anís de la misma marca, LA CACEREÑA, y cuya fotografía me remitió.
 
Una marca con la etiqueta, también, de LA CACEREÑA y, claro es, con el traje típico femenino cacereño por excelencia, como es el de Montehermoso.
 
Una curiosidad llamativa, como otra cualquiera, bueno, en realidad, una casualidad especial, y que deja constancia de que por todas partes nos podemos encontrar, entre libros, fotografías, láminas, tarjetas postales, dibujos, cuadros, etiquetas de productos comerciales –como es el caso– y otros supuestos toda una serie de referencias con la indumentaria típica y popular de uno de los trajes folklóricos más ricos y hermosos del mundo.
 
Como es, sencillamente, el de montehermoseña. ¡Qué belleza…!
El anís «LA CACEREÑA» se elaboraba, al parecer, en la Destilería y Fábrica de Licores  «La Gaditana«,  que abrió sus puertas el año 1934 en la localidad ciudarrealeña de Miguelturra.

 

 

Licencia de Creative Commons
ANIS «LA CACEREÑA» by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *