BANDERIN TIPICO DE CACERES (TORRE DE LOS ESPADEROS)

Allá por los años sesenta con la expansión y revitalización del panorama turístico en España se puso de moda, entre otros, el coleccionismo de banderines con rasgos y características con algunas muestras y particularidades del lugar visitado por los foráneos. Como es el caso del banderín que se dedicó a Cáceres.

Entre esos lanzamientos coleccionable destaca una con banderínes, con determinadas, preciosas y muy coloridas estampas con referencia a las diferentes y muy variadas provincias españolas, sobresale, en medio de otras numerosas colecciones, la titulada PROVINCIAS DE ESPAÑA, de la Editorial Tem, que se divulgó en la década correspondiente a los años 60, con la creatividad, composición y dibujos de la misma a cargo del pintor Joan. Y con uno de ellos en la colección, naturalmente, dedicado a Cáceres.

El pintor, en esa largo recorrido histórico-artístico y costumbrista, que llevó a cabo por toda la geografía española, de norte a sur y de este a oeste, para configurar un esquema de relieve, se quedó profundamente impresionado de Cáceres, se enamoró del recorrido nocturno por las callejuelas y plazoletas y hasta llego a componer una larga diversidad de proyectos, con muy bellos contenidos en su interior.

Una elección nada fácil por cuanto todo el Casco Medieval de Cáceres refleja e irisa una impresionante manifestación de monumentos. Pero le quedó la duda de si proceder a las estampas más conocidas de la ciudad, como por ejemplo el Adarve, el Convento de San Pablo, la Iglesia de Santa María, el Palacio Episcopal, el Palacio de las Veletas, la Torre de Bujaco, el Palacio de los Golfines, la Cuesta de la Compañía, la iglesia de San Francisco Javier Javier, popularmente conocida de la Preciosa Sangre…

Finalmente y para proceder a la elección definitiva del banderín que se pondría a la venta y luciría por las tiendas turísticas y de recuerdos de la ciudad de Cáceres, tras ese recorrido y ese paseo, siempre cuajado de las más profundas emociones y sensibilidades, el pintor Joan y la dirección editorial se inclinaron por esta armónica composición el que podeis ver.

Y en la que convergen la Torre de los Espaderos, también conocida como de los Cáceres Andrada, que se alza y destaca sobre la sensibilidad de un bello cielo azul, el escudo, la identidad del letrero, con el nombre y la marca de Cáceres, la imagen de una pareja ataviada con la indumentaria tradicional de Montehermoso, con la de la moza, siempre una auténtica joya de relieve en la vestimenta típica cacereña, y que levanta la admiración de todos los que contemplan dicha indumentaria, se conforma un banderín que resulta, como podemos apreciar, una auténtica maravilla.

La Torre de los Espaderos, representativa de grandeza y distinciones de los linajes de la entonces villa de Cáceres, edificada en la calle Tiendas, junto a la Puerta del Socorro o de Coria, durante los siglos XIV y XV, de estilo cstellano-mudéjar, se conforma de planta cuadrada y dispone de un impresionante y muy artístico matacán esquinado hacia la puerta de Coria, es un elemento configurativo de la arquitectura que se alzaba en Cáceres en aquellos tiempos. Asimismo es de destacar que en la fachada se encuentra el escudo de armas que forma la identidad y el santo y seña de los Espaderos y que son dos espadas cruzadas con las puntas hacia abajo. Un matacán defensivo ante las fuerzas enemigas.

Una Torre, la de los Espaderos, que hoy se alza, en medio de una profunda belleza artística y amplio sabor histórico, con numerosas aventuras, rivalidades, banderías, amores y leyendas a su alrededor, hacia los cielos de la eternidad.

NOTAS: La segunda fotografía está captada de la página web del Ayuntamiento.

La última fotografía, que aparece a la izquierda de estas líneas, me la ha facilitado Dolores Silva, una cacereña y cacereñeadora de relieve, que conoce a base de bien, Cáceres, su historia, sus gentes, sus tradiciones y sus parajes y paisajes, con la hondura y el sabor de quien disfruta cacereñeando, y que está hecha en la tarde del 31 de mayo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *