CALDERA, AL SERVICIO DE CACERES

Enrique Caldera (1933-2012), fotógrafo y cámara de TVE desde sus inicios, allá por 1956, muy popular en todos los rincones de la geografía capitalina y provincial, por su entrega constante y esmerada, al servicio de Cáceres, entre instantáneas y reportajes para numerosos medios. 

Enrique Caldera era lo que se dice un auténtico sin parar, un todoterreno, y se conformaba unas agendas de una celeridad de acontecimientos, de grabaciones, de actos, de noticias, de informaciones, de todo tipo, que llamaba la atención por el alto grado de sensibilidad y de servicio que prestó a Cáceres.
 
Y es que el amigo Enrique, como solía decir, “siempre hay que llevar el turbo puesto“. Y a fe que lo llevaba. Y lo dice alguien que le conoció profundamente tanto desde la perspectiva humana como profesional.
 
Distinguido, siempre, siempre, siempre, por su compromiso con Cáceres y la divulgación permanente de su actualidad y su variopinta geografía por todos los pueblos y municipios, aquí le vemos fotografiado en el año 1974, mientras procedía a grabar unas imágenes en la presa de Alcántara, para un reportaje especial de Televisión Española con una cámara Beaulieu R16.
 
Cáceres, sencilla, sinceramente, al menos en mi modesta opinión, se encuentra en deuda de gratitud con un profesional cacereño como Enrique Caldera, que, llevando a la tierra siempre en el alma, llevó a cabo un improbo esfuerzo por posibilitar, cada día, las mejores imágenes de nuestra ciudad y de nuestra provincia.
 
Y siempre, por tanto, al mejor servicio de la imagen de Cáceres que, a través de sus grabaciones, fruto de sus múltiples esfuerzos, prácticamente volaban por ese impresionante mundillo que giraba y continúa girando alrededor de las emisiones de Televisión Española. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *