CALDERA, EL FOTOGRAFO FOTOGRAFIADO (AÑOS 60)

Aquel Domingo de Ramos, en la procesión de La Burrina, el fotógrafo Enrique Caldera (1933-2012) se hallaba grabando el desfile procesional con la cámara Bolex Palliard, de TVE, de cuerda.

 
Y Juan Guerrero, cámara ante el ojo, fotografió al fotógrafo.

Me ha llegado el recuerdo de su padre, Santiago, que empezó ganándose la vida de zapatero, pasó a la fotografía y acabó prestando su nombre y apellidos a una calle en la capital; como el recuerdo de Enrique, gran amigo, que trabajamos juntos durante unos años, con TVE, y que corría, galopaba, ponía el turbo.

De acto en acto, en Cáceres, en Plasencia, en Guadalupe, en Montehermoso, en Pinofranqueado, en Valencia de Alcántara, en San Martín de Trevejo, rastreando la información, el reportaje. Y, luego, se encaminaba a sus cometidos extratelevisión. Bodas, bautizos, comuniones, el CIR, la Universidad, conferencias, actos de todo tipo y condición.

Todo un personaje en la capital y la provincia, de señalada talla humana, cordial, buena gente, profesional de hondura.

Caminar por el centro de Cáceres con él era un tiempo tan largo como hacerlo con mi padre. Y de la Plaza a San Juan, no digo ya hasta lo alto del Paseo de Cánovas, se convertía en un rosario de adioses, saludos, paradas y charlillas con el paisanaje amigo… Y a muchos, sonrisa perenne, les decía:
— ¡Vamos andando…!

Recuerdo, ahora, con la llamada de la nostalgia, aquella última charla de nuestra vida. Fue en la terraza de la Cafetería-Kiosko Colón. Iba con una bombona de oxígeno. Luchando. Y, venciendo al desánimo de la enfermedad, Enrique Caldera me decía que Televisión Española le había dado la vida.

No se me olvida que le respondí:

— ¡Y tú se las has dado a Cáceres…!. Porque gracias a tu insistencia Cáceres ocupaba una señalada presencia en la pequeña pantalla de Televisión Española”. Y se le cayó una lágrima, adobada de una inmensidad de recuerdos y vivencias, quizás por el paso del tiempo.

Siempre fue un jabato…

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *