CARTEL DE LA FERIA DE SAN MIGUEL, CACERES, 1961 (L. BREÑA)

Un original, sugestivo y llamativo cartel de L. Breña, anunciador de las Ferias y Fiestas de San Miguel, con el indicador de y hacia un destino, siempre mágico, llamado Cáceres.
 
Unas Ferias que fueron creadas y puestas en marcha el año 1948, y que, como buena feria basada en la tradición y socioeconomía ganadera de la provincia, solían contar en el recinto histórico del Rodeo con una gran y numerosa presencia de ganado lanar, vacuno, cabrío, caballar, mular, asnal y porcino.
 
Ferias y Fiestas siempre, pues, repletas de ilusión, adobadas de alegría y ensueños.
Y, también, con el acompañamiento, claro es, de aquella multicolor caravana de circos, con su puzle de trapecistas, tragafuegos, domadores, magos, payasos, equilibristas, contorsionistas y otros, de caballitos, de carrouseles, de coches eléctricos, de cucañas, de espejos mágicos, de zoos, de desfile de gigantes y cabezudos al ritmo de la flauta y el tamboril de Vidal, de tómbolas, de dianas floreadas y conciertos a cargo de la Banda de Música Municipal, con el maestro Cebrián Ruiz al frente, de norias gigantes, de mesones ambulantes, de olor inveterado a churros, de verbenas y bailes de salón, de corridas y novilladas…
 
De ruido de músicas de todo tipo que salían desde los altavoces y que se mezclaban en la algarabía festiva, con puestos feriales de venta de juguetes y chucherías diversas, gorros, matasuegras, bastoncitos, antifaces, sombreros, de puestos de dulces con manzanas acarameladas, almendras garrapiñadas, trozos de turrón de almendra que se partía a martillazos, de coco, de dátiles, de pirulís…
 
De puestos feriales con muchas chambras, con sombreros desvencijados, con pantalones de pana en los vendedores, con muchas mujeres feriantes vestidas de negro tradicional popular…
 

Juan Pablos Abril, creador de las Ferias de San Miguel.

Unas Ferias, las que se celebraron durante treinta y ocho años en honor de San Miguel, que fueron creadas y puestas en marcha un buen día del ya lejano año de 1948 por ese ilustre médico, concejal y primer teniente de alcalde que fuera Juan Pablos Abril, una personalidad de relieve en el Cáceres de Aquellos Tiempos.

Ferias, sin embargo, que treinta y seis años después, ya en el correr del año 1986, porque las cosas son así, los trotamundos y recorrecaminos feriantes se vieron obligados a cerrar sus puertas, por mandato municipal, dejando atrás una larga y una profunda huella de sus sensibilidades, de sus mercancías, de sus pregones, de sus cacharros, de sus puestos, de sus ajetreos, de sus afanes…
Unas puertas que tales feriantes siempre abrieron de par en par con ese aire del dinamismo, la alegría y el bullicio participativo, callejero y ciudadano de todo el pueblo de Cáceres. 
 
Pero, aunque los feriantes septembrinos de San Miguel se marcharan, muy probablemente siempre guardarán el encanto de ese cartel ferial indicador en el que se lee: CACERES.

Licencia de Creative Commons
CARTEL DE LA FERIA DE SAN MIGUEL, CACERES 1961 (L. BREÑA) by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *