DANZAS POPULARES DE CACERES

Manuel García Matos, Plasencia 1912-1974, ha sido uno de los máximos exponentes del folklore cacereño en el transcurso de una vida entregada por completo a las canciones y danzas de la Alta Extremadura, de la región y de España.

Portada de la publicación "Danzas Populares de Extremadura", de Manuel García Matos, en 1964

Portada de la publicación «Danzas Populares de Extremadura», de Manuel García Matos, en 1964

Manuel García Matos, un extremeño ejemplar, se inició desde muy pronto en la investigación del folklore popular, las tonadas, las jotas, las coplas, los romances, las indumentarias típicas, los instrumentos musicales, las danzas populares de Cáceresy que corrían el riesgo de perderse en el abandono si nadie se entregaba a su recopilación.

Una labor que hemos de agradecer, fervientemente, al dinamismo y al esfuerzo y al enorme sacrificio llevado a cabo por Manuel García Matos, a lo largo de muchos años, que se dejó, para mayor empeño, el alma en el camino, recorriendo multitud de senderos, de aldeas, de pueblos, de caminos, en busca de unas notas musicales, de unos cantos entonados por ancianos, de unas coplas que arrancaba y extraía, con su generosidad habitual, a todos, de unas vestimentas e indumentarias típicas y populares, de unos pasos de danzas, de una coreografía sacada de los baúles ancestrales de la memoria y apilados tanto en el paso del tiempo como casi, casi, en el rincón del olvido.

Un mérito de innegables virtudes y gracias al que, junto a otros esmerados estudiosos e investigadores, que se dejaron, asimismo, el pellejo en el camino para revitalizar las más hondas esencias del panorama folklórico de Extremadura. Unas canciones y unas danzas que se pudieron recuperar cuando las mismas ya casi se encontraban en estado preagónico

Fundador de la Coral Placentina. de los Coros Extremeños de Plasencia, flautista y tamborilero, músico, viajero infatigable por los pueblos y caminos de España, Premio Nacional de Folklore en 1945 y con toda una larga serie de cargos, de tareas, de responsabilidades, dse cometidos, de artículos y de publicaciones que hoy se almacenan, afortunadamente, en lugares de relieve.

Recopilador de decenas de canciones extremeñas como “El Pájaro ya voló”, “Abre la ventana”, “Santu Pablo”, “Quintos de hogaño”, “Que sonaba la campanillina”, “Aquel pino que está en el pinar”, “El epitalamio”, y bailes y danzas como el “Baile del Pollo y la Pata”, “Las Jotas Cruzadas”, “La Vitorina”, “La Pandereta”, «El Malandrín«, “La Jota del Candil”, “Las Rondeñas”, “Sones brincaos”, “El Pindongo”, “Sones llanos”…

Inclusive Valeriano Gutiérrez Macías, en una apuesta de gran acierto, llega a calificar al profesor y musicólogo Manuel García Matos como un Gerifalte Extremeño.

En el año 1964 Manuel García Matos, autor, asimismo, de la «Antología del Folklore Musical Español» y del «Cancionero Popular de la Provincia de Cáceres«, lanzó su publicación «Danzas Populares de Extremadura«, con la preciosa fotografía, de tonalidades y colores ligeramente desvaídos, como se aprecian en la misma, pero que le imprimen, a la vez, de una mayor belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *