DON ARSENIO GALLEGO, UNA EMINENCIA MATEMATICA EN EL INSTI

Don Arsenio Gállego Hernández (Castilruiz, Soria, 1886-1969), fue una eminencia de las Matemáticas. Lo mismo que se dejó llevar, me contaba don Valeriano, por el aire de las letras.
 
Por sus enseñanzas, con 36 años de docencia en Cáceres, pasaron tantas generaciones de jarseniogallegoóvenes bachilleres al hilo de sus enseñanzas y de aquella pedagogía humana de la que hacía gala en sus clases y tertulias. Como aquella, tal vez, de su última visita a Cáceres, y en la que tuve el placer de asistir a una gratísima charla, plagada de sensibilidad, de cacereñismo, de estampas, de imágenes, de vivencias, mientras creo recordar que se le derramaban algunas lagrimillas de la ausencia.
Licenciado en Ciencias Exactas por la Universidad de Zaragoza con una señalado historial a lo largo de la carrera, fue destinado a Don Benito. Más tarde, impartió clases en la Mahón y en la localidad jiennse de Baeza, donde trabó buena amistad con una figura de la poesía como fuera Antonio Machado.
Obtuvo la cátedra muy joven. Y cuando llegó a Cáceres en el año 1919 lo hizo para desempeñar la cátedra en el Instituto, entonces General y Técnico, donde ya permanecería hasta su jubilación, pasando también por la dirección de la Escuela de Maestría Industrial y que pusiera en marcha en su día don Gonzalo Fructuoso Tristancho. Si bien en la época de éste último el centro recibía el nombre inicial de Escuela Elemental de Capataces Agrícolas.
Fue tal su prestigio y calidad que le llevaron a ser nombrado Vicedirector del Brocense. Y hoy se presta su nombre al callejero de la ciudad.
Daniel Serrano, catedrático, también, de la disciplina matemática, escribió de don Arsenio que era “hombre de conversación fácil y amena, llena de humor chispeante que le llevaba, con la alegría sencilla y profundamente humana, propia de hombres inteligentes y humildes, a prodigar su rica personalidad en el entorno humano en que vivía“.
Y otra eminencia que pasó por las aulas del Instituto cacereño, don Eugenio Frutos, filósofo de relieve nacional, también dejó constancia escrita de “su figura breve, vivaz, afable, de consideración amena y salpicada de humor“.
Progresista, republicano, devoto de la Virgen de la Montaña, hacia donde dirigía con frecuencia sus miradas, cantor de Cáceres, el campo castellano.
Escribió don Arsenio mucho. Y bien. Poesia. Relatos. Leyendas. Entre sus libros sobresalen “Soria y Cáceres, mis amores” y  “Amores celestiales“.
Y, entre sus poemas, éste, dedicado a la Virgen de la Montaña.
TRASLADO DE LA VIRGEN
Por su camino empinado
la Virgen va transportada
a hombros de la gente honrada
bien merece el don logrado.
Servir al cielo es sagrado,
es bella toda jornada,
por el alma no olvidada,
que deja tono endulzado.
La sencillez y humildad
las dos fuerzas del cristiano
se ven con celeridad
en lo divino y humano,
paga siempre la bondad
en tu alma y en tu mano.
 

Licencia de Creative Commons
DON ARSENIO GALLEGO, UNA EMINENCIA MATEMATICA EN EL INSTI by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *