DON MIGUEL Y CACERES

Aquí os dejo el artículo «DON MIGUEL Y CACERES», que hoy, 2 de julio de 2019, aparece publicado en el periódico regional extremeño hoy, sobre la figura humana, histórica y cacereñista de don Miguel Muñoz de San Pedro, Conde de Canilleros.

 

«Extremadura, la tierra en la que nacían los dioses» se conforma como un notorio estudio de Miguel Muñoz de San Pedro, Conde de Canilleros, una genuina figura de la historia y cultura de Cáceres.

Una personalidad, don Miguel, que se distinguía por su humanismo, cuajado de aportaciones a la historia cacereña, todo trabajo, hondura y pasión por Cáceres, donde las campanas, sonaban en sus cercanías, en la Plaza de Santa María, cuyos tañidos le acercaban ese aire de inspiración que emanaba del repiqueteo en la Plaza Medieval…

Una ciudad a la que entregó su vida con rigor, intelectualidad y defensa por la rehabilitación del Casco Histórico-Monumental, hoy Patrimonio de la Humanidad y Tercer Conjunto Medieval mejor conservado de Europa, tras Praga y Tallín.

En 1961 publicó «Extremadura, la tierra en la que nacían los dioses«. Historia, Arte, Campo, Economía, Tipismo, Extremeñismo, y que, ahora, he vuelto a ojear, con la amistad entre don Miguel y mi padre, que compartían afanes por lo que el articulista denomina, permítaseme, cacereñismo.

Un reencuentro que me ha refrescado la memoria, con el magisterio de don Miguel, como queda esculpido en el aire volandero del hechizo y la magia de Cáceres. A pesar del tiempo transcurrido la obra, magníficamente ilustrada, se diseña como una cualificada atalaya literaria para conocer Extremadura.

Mi padre me aconsejó que debiera leer la obra para ahondar en la Extremadura cincelada por don Miguel, un hombre cordial, cercano, cuando estrechaba la mano en la cafetería Jamec, al entonces ruborizado estudiante, comentándome: «Extremadura, querido Juan de la Cruz, merece la pena».

Ahora saboreo el libro, que voy releyendo estos días, respondiéndole con la mano diestra en el corazón: «Muchas gracias, don Miguel, por esta lección de extremeñismo».

Un libro que debiera reeditarse para que todos, escolares, universitarios y el paisanaje extremeño, sepa de los valores de la tierra con manifiesta visión regional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *