ENRIQUE POLO DE LARA, UN GOBERNADOR CIVIL QUE SE ENTREGÓ A CACERES

Enrique Polo de Lara, que fuera Gobernador Civil de Cáceres, entre los años 1912-1913, dejó un señalado recuerdo entre la ciudadanía de aquel entonces por su dedicación constante a la provincia de Cáceres y que cuenta con una biografía tan apasionante como curiosa e interesante.

 

enriquepolodelaraTeniente Coronel de Artillería, perteneciente a la masonería, Enrique Polo de Lara, (1854.131), prestó sus primeros servicios en el escuadrón de Caballería de Galicia. Posteriormente combatiría en Cuba y Filipinas, y en su guerrera llegaron a colgar 18 medallas y la Cruz de San Hermenegildo. Condecoraciones, se especifica en el periódico “El Bloque”, de Cáceres, ganadas en lucha abierta con los enemigos de España.

Enrique Polo de Lara también desempeñó importantes mandos, protagonizó sorprendentes aventuras, fue ayudante de los Generales Chinchilla y Pavía, resultó herido de gravedad en un enfrentamiento bélico, estuvo diez meses preso, logró escaparse de sus enemigos y durante cuarenta y cinco días se alimentó en la selva de hierbas aceitosas como las denominadas ojos de mariposa hasta que, por fin, llegó a Manila.

Cuando decidió abandonar la carrera militar, lo que hizo cuando ostentaba el número uno de su escalafón, para dedicarse a la vida política lo hizo figurando en las filas de la izquierda liberal, siendo afecto a don José Canalejas, que fuera varias veces Ministro y presidente del Consejo de Ministros.

A su llegada al Gobierno Civil de Cáceres el semanario “El Bloque”, tras pasar revista a su biografía, subraya lo siguiente:

Comprenderán nuestros lectores que el nuevo Gobernador Civil de Cáceres no es uno de esos hombres vulgares que se limitan a cobrar la nómina y dejar hacer, no; el nuevo Gobernador tiene una perfecta inteligencia de los deberes anejos a su cargo y sabe cumplirlos perfectamente“.

Asimismo, añade el periódico cacereño:

No es el dómine severo que con el palo en la mano hace entrar ben segura vereda a sus subordinados, sino el amigo prudente y sabio que con lógicas razones los conduce por el camino de la justicia y de la verdad”.

Su llegada a Cáceres también fue saludada por el periódico “Era Nueva” destacando el siguiente texto:

Según antecedentes veraces el el Sr. Polo de Lara militar de brillante historia y prestigioso político que goza de grandes influencias”.

Mientras que ante dicha llegada de Enrique Polo de Lara al frente del Gobierno Civil el periódico “Regional” señala: “Parece que solo a sus méritos y reiterados servicios debe hoy el puesto que ocupa”.

Más adelante dicho periódico deja constancia de su probado amor a la enseñanza y a la agricultura así como su interés “por el mejoramiento de todos los servicios públicos de la provincia, a cuyo fin propónese visitar cuantos pueblos pueda y el territorio de Las Hurdes, tan desatendido hasta ahora”.

En Cáceres destaca, como uno de los principales logros obtenidos por Enrique Polo de Lara, el poner en marcha una institución de tanta importancia como vino a resultar La Cantina Escolar, como ayuda alimenticia a los niños más humildes, secundado por la Junta Provincial de Instrucción Pública, y cuya inauguración se llevó a cabo en la escuela Graduada de Niñas, instalada en la Plaza de Caldereros. En el transcurso del acto, que contó con la presencia de las señoras doña Angela Bermejo de Herreros, doña Catalina Muñoz de Durán y doña Angela Asensio de Acha, se sirvió un desayuno de arroz con chorizo y pimientos y abundantes panecillos y galletas.

Enrique Polo de Lara, del que cuenta la prensa de la época su preocupación por todos los asuntos, sobre todo los de tipología social y humana de Cáceres, y, más aún, los relativos a los niños más humildes, organizaba con frecuencia reparto de ropa entre los niños más pobres… También veló por dignificar la Escuela, la figura del Maestro, la instrucción e higiene pública en todos los campos, mostró su máxima preocupación por el Hospicio y los Hospitales…

Por otra parte el Gobernador Civil fortaleció la autoridad de los curas párrocos en sus respectivas jurisdicciones municipales, saneó con todo rigor las costumbres y la moral, combatió el juego, una lacra que causaba estragos en aquellos tiempos, y trató de combatir por todos los medios a su alcance, la emigración,y prohibió la mendicidad colocando grandes carteles en las vías de acceso a la ciudad, lo mismo que luchó por erradicar las casas non-sanctas

A este respecto el periódico “El Noticiero” dice: “El Señor Gobernador Civil , que desde que llegó a esta capital no cesa en su afán de dictar medidas inspiradas, todas, en su espíritu de recta justicia y moralidad, termina de dar otra nueva encaminada a que desaparezcan algunas casas non-sanctas situadas en las inmediaciones de escuelas a donde acuden niños”. Una medida que el mismo medio señala que “merece ser aplaudida con entusiasmo por todas las clases sociales”. La medida aumenta con la prohibición terminantemente “de que salgan a la calle, como lo veían haciendo, las mujeres de vida alegre”.

El Gobernador Civil, Enrique Polo de Lara, también se ocupó, de forma señalada por la debida asistencia y cuidado de centros benéficos, mataderos, fuentes públicas, mercados, corporaciones municipales, escuelas, cuarteles, limpieza de las calles y un largo etcétera.

Como hombre que fue, también, de ciencia y como propietario de la fábrica de insecticidas “Nuestra Señora del Rosario“, inventó el insecticida Polo para naranjos y olivos, Danum para la langosta y otros insectos, Pasta Bank para las oquedades y operaciones de tala, Extracto Mek para las enfermedades de raíces, Líquido Naik para musgos, hongos, líquenes, hormigas.

enjustadefensa

Portada del libro “En justa defensa”, escrito por Enrique Polo de Lara.

También, además, Enrique Polo de Lara tuvo tiempo para escribir numerosos libros y publicaciones como “La Guerrilla”, “De Sevilla a los montes Tingülanes”, “Estudio social y político de Filipinas”, “En justa defensa (Refutación documentada de las falsas acusaciones de un fraile agustino”, editado en Sevilla en 1900, “Colonización cubana”, “Diez meses cautivo”, “Al través del Caroballo”, “Un paseo por Asia”, “Filipinas. Usos y Costumbres”. Nuestro protagonista fue fundador, asimismo, de periódicos como “Juan Palomeque”, publicación satírica de Sevilla, de “La Lealtad”, de “La Integridad” (izquierdista) y de “El Correo Andaluz“.

La prensa de la época, de Cáceres, le denominaba Gobernador modelo y el periódico “El Bloque” dejó constancia expresa de su respeto a todos y de su consideración y nobleza para con los adversarios políticos, además de influyente en las esferas de poder.

Enrique Polo de Lara, que en septiembre de 1913 fue nombrado Gobernador Civil de Soria, dejando un gran reto a su sucesor, también fue Interventor General, Subintendente, Administrador Principal de Hacienda y Gobernador Civil de Santiago, todas en la isla de Cuba, y en las Filipinas desempeñó el cargo de Gobernador electo de Manila, gobernador de ambos Camarines, de Ilocos Norte, y por segunda vez de los dos Ilocos.

Posteriormente en España desempeñó el cargo de Gobernador Civil en Huelva y Santander, de donde pasó al de Cáceres, ejerciendo sus funciones y responsabilidades a lo largo de año y medio, aproximadamente, dejando un más que señalado recuerdo en la población.

También ejerció el cargo de Director de Bellas Artes, del Ministerio de Instrucción Pública.

Enrique de Polo Lara, que consideraba que el mayor tesoro del hombre lo constituye el saber, fue calificado, tal como relata la historia, como de persona de esmerada educación, y, al tiempo, de fino y agradecido trato. También se le destaca como excelente caballero, hábil político, militar valiente y hombre culto y, también, de positivamente culto. Lo mismo que se destaca que “enemigos más o menos sitemáticos viéronse obligados a reconocer y ensalzar la gestión del Sr. Polo de Lara”.

GOBERNADORES.emiliopolodelara1912,otra

Dibujo de Enrique Polo de Lara que parece en el libro “Los liberales de Sevilla”.

Es de destacar, asimismo, que el escritor Juan Sánchez Lozano, en el libro “Los liberales de la provincia de Sevilla”, prologado por una autoridad y personalidad como la de José Francos Rodríguez, que fuera alcalde de Madrid y ministro en el reinado de Alfonso XIII, que dice lo siguiente en el perfil político de Enrique Polo de Lara:

En política, como en muchas otras esferas de la vida, cuando los hombres se elevan es por algo, y cuando dentro de los respectivos partidos se escala la primera línea y se llega a ocupar un puesto como el que en el liberal de esta provincia ocupa el señor Polo de Lara es porque ostenta méritos para ello, pues no teniendo la política entrañas, la confabulación y el trabajo de los demás impide que se logren y contengan posiciones inmerecidas”.

Enrique Polo de Lara fue nombrado en su día Hijo Adoptivo de Ilocos, en Filipinas.

Licencia Creative Commons
ENRIQUE POLO DE LARA, UN GOBERNADOR CIVIL QUE SE ENTREGÓ A CÁCERES por JUAN DE LA CRUZ GUTIÉRREZ GÓMEZ se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *