LA CAJA EXTREMEÑA DE PREVISION SOCIAL CON LOS OBREROS

La Caja Extremeña de Previsión Social fue, de siempre, una entidad y una institución de una sensibilidad manifiesta y cumpliendo, de forma esmerada y ejemplar, con el objetivo que emana de su propia denominación.

De este modo es de señalar y dejar constancia, por tanto, que la Caja Extremeña de Previsión Social, con unos fines de una gran identidad en los ámbitos y en las estructuras de la sociedad extremeña, actuó siempre entregada de una forma más que abnegada y verdaderamente ejemplar en su preocupación por prestar la máxima y mejor ayuda de los más débiles y necesitados.
Toda una labor de beneficencia, por tanto, de una más que señalada relevancia que, gracias a la magnificencia y magnitud del programa y a la inmensa y extraordinaria labor de sus dirigentes, tomó pronto cuerpo muy activo en su divulgación y concienciación en todos los estamentos de Cáceres.
 
De este modo, entre numerosos esfuerzos y gestos, tenían lugar en la ciudad acontecimientos, tan sencillos e importantes como notorios, como por ejemplo, al hilo de la fotografía que aparece a la izquierda de estas líneas, el acto celebrado en el Ayuntamiento de Cáceres, en el año 1931, que recoge la curiosa y llamativa fotografía de nuestro siempre querido Javier García Téllez, tal como figura en el pie de la fotografía referenciada, siempre una institución en la ciudad, y que apareció publicada, tal como se puede apreciar, en la prensa nacional.
En la misma sobresale, tal como se puede apreciar, la imagen e indumentaria característica de los obreros de la época en, como solemos denominar, el Cáceres de Aquellos Tiempos. Un Cáceres de entonces que entre Imágenes, Semblanzas, Emociones, Estampas, Recuerdos, Personajes, Actos, Festividades, Conmemoraciones, Fotografías, Tipos Populares, vamos intentando reconstruir con la única voluntad de inmortalizar el conjunto coreográfico de la sociedad cacereña de lo que hemos venido en denominar, como bien sabeis todos, el Cáceres de Aquellos Tiempos.
 
El acto que da pie a este trabajo se corresponde con la bonificación extraordinaria que se procedió entregar a veintiocho obreros cacereños con motivo de haber cumplido los 65 años de edad y encontrándose afiliados al Retiro Obrero Obligatorio, que tuvo lugar en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Cáceres el 28 de mayo del año 1931. Y para cuyo recuerdo, autoridades y obreros se fotografiaron en las escalinatas de la Casa Consistorial.
 
El acto estuvo presidido por el alcalde de la ciudad, Antonio Canales González, el presidente de la Diputación Provincial, Ramón González Cid, y el Consejero Delegado de la Caja Extremeña de Previsión Social, León Leal Ramos, que, en sus palabras, destacaron la importancia de que todos los obreros cacereños estuvieran afiliados al Retiro Obrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *