JAVIER, UNA MARCA FOTOGRÁFICA DE RELIEVE

Javier García Téllez, siempre conocido popularmente como Javier, representa todo un nombre de lujo en las páginas de Cáceres y de la fotografía.

Javier se inició hacia el año 1900 en el Dibujo, de la mano de Julián Perate y de Gustavo Hurtado, fundadores de la Sociedad Artístico-Fotográfica de Cáceres, en la calle Puerta de Mérida, aunque mostró una mayor inclinación por la fotografía.
Por ese mismo motivo, y tras conocer las primeras técnicas fotográficas, con Julián Perate se formó entre los años 1919 y 1920 en Madrid. Y desde el mismo momento en que Javier regresó a la ciudad que le vio nacer, tras su estudios fotográficos en la Villa y Corte madrileña, con un señalado bagaje de conocimientos, con las cámaras y los aparatos más modernos, abrió las puertas de su laboratorio, de su tienda y de su estudio, en la calle Pintores.
 
Y, desde el primer día, con una actividad verdaderamente tan intensa como apasionada, tan cacereña como artística, se fue volcando en ese mundillo que se iba renovando de forma rápida.
Por lo que es de dejar constancia que, al mismo tiempo, Javier García Téllez, iba estudiando y formándose en todas las innovaciones que se producían en el arte fotográfico.
Retrato efectuado por Javier a una señorita con mantilla. Años 20.

Retrato efectuado por Javier a una señorita con mantilla. Años 20.

A Javier se le acumulaban, pues, las ocupaciones. Y por su estudio comenzaron a desfilar miles de cacereños para ser fotografiados por Javier. Actividad, la de los retratos, de la que gustaba de modo preferencial, aunque es de señalar que también estaba con la cámara fotográfica en casi todas partes: Actos, convocatorias, festejos, referencias informativas y noticiosas, celebraciones diversas.

Asimismo es de destacar que Javier García Téllez iba estando al día en todas las innovaciones que se producían en el panorama fotográfico.
Un arte del que no perdía el compás. bajo ningún concepto. Ya en el año 1928 fue galardonado con la Medalla de Oro de la Exposición Iberoamericana de Sevilla por una selecta muestra de fotografías, de carácter histórico-monumental, de las ciudades de Cáceres, Plasencia y de Trujillo. Un galardón, más que merecido, y que impulsó de un modo extraordinario su trayectoria en el panorama fotográfico, en su imagen y en su prestigio. Javier, pues, como siempre fue conocido, lanzaba al máximo su propia dinámica.
 
También fue uno de los impulsores de la Escuela Elemental de Trabajo y de Capataces Agrícolas, de la que estuvo al frente y en la que enseñaba con el máximo esmero y capacidad docente, la asignatura de Fotografía, claro es.
 
Sus tarjetas y anuncios publicitarios, por mor de esas cosas de la vida que circulan por las decisiones políticas, en este caso de ámbito y carácter municipal, tuvieron que cambiar varias veces el nombre de la dirección.
 
Su domicilio, personal y artístico, siempre en la calle Pintores, un día cambió el rótulo por el de calle Alfonso XIII (cuyo rótulo se eliminó en 1932 y fue sustituido por el de Pablo Iglesias, y que posteriormente se llamaría Generalísimo Franco, para volver a ser Pintores), Javier diseñó diversas estampaciones y sellos ilustrativos en sus fotografías e instantáneas.
También fue corresponsal fotográfico de diferentes medios informativos, nos dejó un gran legado, sobre todo de la Ciudad Antigua de Cáceres, de la que se sentía enamorado, y desde 1991 presta su nombre a un Instituto en la capital.
En el año 1963 Javier nos dejó, legando un amplísimo número de fotografías que se conforman como todo un lujo en las páginas de la historia de la ciudad.
Hoy, pues, va por Javier García Téllez, un hombre excepcional. Todo un cacereño que volcó toda su muy amplia capacidad creativa, esfuerzo de superación, modernización tecnológica e intensidad de su trabajo en la fotografía y en el servicio a Cáceres.

Licencia de Creative Commons
JAVIER, UNA MARCA FOTOGRAFICA DE RELIEVE by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *