LA PROCESION DEL CRISTO DEL PERDON HASTA LA CARCEL

El Cristo del Perdón pertenece a la Real y Fervorosa Hermandad de Nazarenos y Cofradía de los Ramos, Cristo de la Buena Muerte, Virgen de la Esperanza y San Juan Bautista, fundada en 1946 con el nombre de Cofradía de los Ramos y Cristo de la Buena Muerte.

 

carcel vieja de caceres

Ante la puerta de la Cárcel Vieja de Cáceres se desarrollaba, con toda sencillez y solemnidad, la liberación de un preso gracias al Cristo del Perdón.

Una Cofradía que se puso en marcha gracias, entre otros, a nombres tan señalados en la historia de Cáceres como los de Juan Pablos Abril, semanasantero de pro, concejal, escritor y gobernador civil de Teruel y Santa Cruz de Tenerife, de Dionisio Acedo Iglesias, que dirigiría el periódico Extremadura a lo largo de muchos años, o de León Leal Ramos, uno de los fundadores de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Cáceres, en los primeros años del pasado siglo y seguidor de la doctrina apostólica social.

Una Cofradía que, ya en sus inicios, apuesta por la presencia de un Cristo del Perdón en las calles cacereñas durante la celebración de la Semana Santa. Un nombre de relevancia, de autenticidad, para un desfile procesional.

Y así fue. La Junta Directiva de la Cofradía apostó por poner en marcha el desfile procesional del Cristo del Perdón, que camina desde la Iglesia Parroquial de San Bautista hasta la Cárcel Provincial, por primera vez, en 1952, en un recorrido que vio todo Cáceres, con una gran aglomeración de ciudadanos a las puertas del presidio. Dándose inicio, de esta forma, a una señalada tradición que seguirían numerosos cacereños a las puertas del presidio.

CRISTO PERDON CACERES

El antiguo Cristo del Perdón procesionando hasta la Cárcel Vieja en una tradición, de señalada sensibilidad, que se mantuvo entre 1952-1963.

El motivo era porque se contaba con la novedad de que el Cristo del Perdón se pararía ante la cárcel de Cáceres y se procedería a liberar a un preso, siempre y cuando el mismo no estuviera incurso en delitos de sangre, sino por lo que se denominaba como delito contra la hacienda pública, popularmente conocido como contrabando, y que se encontrara, al tiempo, en la última fase de condena.

Para llevar a cabo dicha liberación del preso se requería el abono de una cantidad a fin de sufragar la multa correspondiente y poder dar la libertad al presidiario.

La colecta para la misma la encabezó don Arsenio Rueda y Sánchez-Malo, a la sazón gobernador civil de Cáceres, con mil pesetas, más otras aportaciones populares que se establecieron de a peseta por colaborador.

Aquel primer año de una procesión histórica, la del Cristo del Perdón, el recorrido del largo desfile va desde la Iglesia de San Juan y pasa por la Gran Vía, Plaza del General Mola, Gabriel y Galán, Plaza del Duque, Muñoz Chaves, Juan de la Peña, San Blas y Héroes de Baler, hasta alcanzar la prisión.

En las puertas de la Cárcel Vieja se vivía un momento de intensidad emocional, entre la expectación popular, la emoción semanasantera, y el canto de saetas, muchas de las cuales salían de las gargantas de los presos. Aquel año, 1952, se procedió, pues, a la liberación del primer presidiario en la historia de la Cofradía y que respondía por el nombre de Manuel Robles.

Previamente se llevaba a cabo a la colocación de una capucha o verduguillo sobre su rostro, para ocultar su identidad.

Un recorrido que, en algunas ocasiones, regresaba subiendo por la Ronda o Cuesta del Cementerio, para llegar hasta la Plaza Mayor a través de la calle José Antonio, hoy Barrio Nuevo, bajar por General Ezponda, y enfilar la calle Pintores arriba hasta su llegada, nuevamente, a la iglesia parroquial de San Juan.

Sin embargo ya en el año 1963 se decide cambiar el recorrido procesional, rompiendo ese recorrido de emoción hasta la Cárcel Vieja, y el desfile semanasantero con el Cristo del Perdón permanece por las calles de la ciudad en medio, como siempre, del fervor popular y liberándose al preso en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Una Semana Santa, la de Cáceres, que hoy es un lujo gozando del reconocimiento de Interés Turístico Regional, Nacional e Internacional.

Fuente: Blog CACERES EN OCHO DÍAS, de José María Avila Román, autor del libro NO SOS FIEIS DE LAS HORQUILLAS (Teoría inédita del hermano de carga cacereño)

NOTA: La fotografía del antiguo Cristo del Perdón forma parte del Archivo Documental de ese inquieto cacereño que es Fernando Montes Macías.

Licencia de Creative Commons
LA PROCESION DEL CRISTO DEL PERDON HASTA LA CARCEL by JUAN DE LA CRUZ GUTIÉRREZ GÓMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *