LA VUELTA CICLISTA A ESPAÑA, 1935 Y 1936, EN CACERES

En 1935 se disputó la Primera Vuelta Ciclista a España. Y en sus dos primeras ediciones, la de ese año y la de 1936, Cáceres fue llegada y salida de etapa.

Mapa con el recorrido de la Primera Vuelta Ciclista a España, 1935.

Mapa con el recorrido de la Primera Vuelta Ciclista a España, 1935.

Con la primera edición de la Vuelta Ciclista a España, 1935, una prueba de extrema dureza en aquellos tiempos, que pasó por Cáceres en una de sus etapas, se inició el verdadero despertar del ciclismo en España. Y la celebración de la prueba tuvo, para la época, el cartel que aquí podeis ver a la derecha, en la fotografía correspondiente.

La decimosegunda etapa que disputó el pelotón ciclista de la serpiente multicolor se llevó a cabo entre Sevilla y Cáceres.

En Cáceres les esperaba un gentío enorme y atrás quedaban, como señala el cronista, que firma como CarpoForo, “los grillos que han cantado en el campo extremeño como si por allí no pasara nada“, y donde cada 20 o 25 kilómetros había “un pastor o un rebaño de cerdos de color plomo, un caminero y el doble correaje de la Guardia Civil“.

Por el camino, tal como relata el periodista del diario ABC, también, “y venga olivos y campos de haba para el ganado”.

Más tarde, cruzando Alcuéscar, Casas de Don Antonio y Aldea del Cano el cronista del periódico escribe que los corredores están a punto de llegar a Cáceres “cuartel general de D. Juan Martín, el Empecinado“.

Los corredores participantes en la Primera Vuelta Ciclista a España arrancaron, en esta decimosegunda etapa de la carrera, desde el Puente de Triana, como punto de salida, ahí es nada, a las cinco de la mañana y el ganador, el corredor François Adam, tardó ni más ni menos que la heroica friolera de 10 horas, 2 minutos y 18 segundos pedaleando para cubrir la distancia que representaban los 270 kilómetros del recorrido.

Toda una hazaña. Más aún si tenemos en consideración el estado de las carreteras de aquel entonces así como las bicicletas sin tubulares y con piñones de 4 o 5 coronas y un solo plato.

Ahí tenemos en la fotografía al corredor y ganador de la etapa Sevilla-Cáceres posando ante el coche de la revista “Blanco y Negro“.

Por la noche de ese mismo día se celebró en Cáceres una verbena de gran participación popular en homenaje a la esforzada expedición ciclista.

El ganador de los 3425 kilómetros del recorrido de la Primera Vuelta Ciclista a España y que se subiría al podium fue el corredor belga Gustaaf Deloor, que venció en tres de las etapas de dicha competición, y que, al tiempo, obtendría la victoria numerosas competiciones internacionales, siendo uno de los corredores más destacados de su época.

Escapada del belga Deloor en Cañavael, durante la etapa Salamanca-Cáceres de la Primera Vuelta Ciclista a España.

Escapada del belga Deloor en Cañaveral, durante la etapa Salamanca-Cáceres de la Primera Vuelta Ciclista a España.

Y en el año 1936, la segunda etapa fue Salamanca-Cáceres. En Cañaveral se escapó Gustave Deloor que ganó la etapa y que también logró alzarse con el triunfo en la segunda edición de la Vuelta Ciclista a España. Asimismo fue el primero en cruzar la línea de meta en otras etapas de dicha competición.

La crónica del enviado especial de ABC comienza del siguiente tenor: “Una etapa criminal., malas carreteras, lluvia, bruma, vendaval, desolación…“. Y añade el comentarista: “Todos los pinchazos, todas las caídas que pueda desear el “Enemigo público número 1 de esta carrera“.

El periodista insiste en su crónica sobre la fuerza de los ciclistas y escribe: “Azotados por el temporal bajo las casullas impermeabilizadas que apenas protegen sus torsos, los corredores lucharon contra la borrasca furiosamente“.

Tras 6 horas, 53 minutos y 41 segundos de muy dura batalla Gustaf Deloor cruzó la meta en primera posición entre las ovaciones de los miles de espectadores que se dieron cita para ver de cerca las evoluciones de la serpiente multicolor. Es de destacar que el último corredor de la etapa fue Jardín que tardó 8 horas, 26 minutos y 12 segundos.

Y la misma finaliza de una forma muy llamativa y curiosa: “Y ya estamos en Cáceres. Recordaremos siempre aquella habitación que disfrutamos el año pasado. Tenía un armario cuya luna era la imitación de hojalata más perfecta que nosotros hemos conocido y una alfombrilla de arpillera en la que parece que hubo un tiempo no poco de terciopelo“.

Y sigue: “Todavía tenemos clavado en un costado aquel muelle Longinos del colchón. Pues bien ¡quién nos diera hoy aquella bonita estancia!“.

Para finalizar así: “De cualquier manera somos felices. Cáceres es una de las ciudades más interesantes de España y tiene una historia de cigüeñas, de dos cigüeñas que se baten furiosamente por un nido, sobre la Plaza Mayor, que no nos extraña nada pensando en las dificultades que vamos a tener aquí para encontrar una cama. Pero la historia, en serio, es preciosa“.

El español Berrendero firmando en el control de llegada a Cáceres en 1936, tras la etapa Sevilla-Cáceres.

El español Berrendero firmando en el control de llegada a Cáceres en 1936, tras la etapa Sevilla-Cáceres.

En la imagen podemos ver el momento en que el ciclista español Julián Berrendero, uno de los grandes corredores de la época, firma en el libro del Control de Llegada.

La llegada a Cáceres, fue, como en la anterior edición de la Vuelta Ciclista a España, y como en cualquier manifestación de gran relieve, un acontecimiento que llevó hasta las zonas del recorrido y meta a miles de cacereños, con la presencia de numerosos forasteros.

NOTAS: La primera fotografía es el anuncio oficial de la presentación de la Vuelta Ciclista a España 1935. La tercera se corresponde con la escapada de Deloor en Cañaveral en 1936, y la cuarta es la firma del ciclista español Julián Berrendero firmando en el control de llegada a Cáceres. Con fotografías de Javier.

(Dedicado a Agustín Jiménez, Tin, a Ignacio Soler, Pope, a Antonio Rodríguez Avila, El Lechuga, a Joaquín Carballo, a Joaquín Hormigo, a Faustino Gijón, a Gonzalo Aguirre, El Torino, a Vila,  a Juan Pérez Caballero, Vaciador, a Juan José Conde Búrdalo, y a tantos esforzados ciclistas cacereños).

 

Licencia de Creative Commons
LA VUELTA CICLISTA A ESPAÑA, 1935 y 1936, EN CACERES by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *