LOS IGUALES PARA HOY

Hoy, en el Cáceres de Aquellos Tiempos, nuestro recuerdo humano y familiar, en la pequeña capital de provincia, para los vendedores de la ONCE. Personajes, rostros, voces, conocidas, de esos entrañables paisanos en el paisaje humano cacereño…

«Los iguales para hoy! es el título de mi artículo de hoy, 29 de abril de 2021, y que aparece publicado en el periódico regional extremeño «HOY».

Por aquel Cáceres un grupo de paisanos se ganaba la vida en la calle, convirtiéndose en rostros familiares: Los vendedores de la ONCE:

— Los iguales para hoy…!

Por los años sesenta ciento seis vendedores de cupones, con sus golpeteos de bastón y gafas oscuras, diluían un hilo de pregoncillos. La Plaza Mayor y el Mercado de Abastos se convertían en un epicentro de las mañanas cacereñas. Por allí andaban José Antonio Frade, Rufino, Pepa,  Niceto Valle, Aurelio Gamino; Flori Jorge Mendoza, en los soportales; Luis Clemente, el “Rácano”, en la esquina con General Esponda; Vidal Alfonso en la de Pintores; Teodoro y Puri en la Plaza de San Juan; Paco Jorge Mendoza, en la Plaza de las Piñuelas; Juan Julián Gregorio, Juanón, en Moret; Nicolás Julián en la calle José Antonio… Por la Plaza de San Juan se instalaban, entre otros, Teodoro y Puri, mientras que Isidra Alfonso se colocaba en Las Cuatro Esquinas y Catalino Cano, manco y cojo, en la calle Camberos, con Manuel, el Alemán, y Antonia Tesoro ubicados por La Cruz.

Por esos caminos transitaban Antolín, Dionisio, Yagüe, Nieves Pérez Burcio, Mary Reyes, Pablo Higuero, que perdió la vista por la coz de un mulo, y otros…

Invidentes que pregonaban las Embarazadas, el 66, los Guardias Civiles, el 55,  la Agonía, el 99, el Mala Sombra, el 13, el Abuelo, el 90, los Patitos, el 22…

Siguiendo una ancestral tradición algunos eran músicos, como Rafael Fragoso, batería, FructuosoSalzón” y Manuel Amado Marchena, acordeón, Antonia Tesoro, los palillos, Juani Ojalvo las castañuelas, Juan y Esteban Ruiz, saxofón y organillo, Isaac Holgado, miembro del grupo folk “Mansaborá”, laúd y piano…

Una orquesta de invidentes amenizaba los bailes del Centro de Jubilados en la Plaza, como otros jugaban al fútbol, por San Blas, utilizando como pelota un bote de tomate, que liaban con trapos en la que incrustaban piedras para guiarse por el sonido…

Rostros de vendedores de la ONCE que tantos recordamos.

 

6 comments on “LOS IGUALES PARA HOY
  1. Venancio Ortiz Silva dice:

    Querido amigo: agradecerte de corazón este fantástico homenaje que haces a nuestros queridos centinelas de la ilusión.

    desde luego, el camino no ha sido fácil pero hemos llegado hasta lo que somos hoy en día, gracias a la solidaridad y cariño de gente como tú.

    por desgracia, muchos de los compañeros que relatas ya no nos acompañan, pero otros sí y estoy seguro, que les encantará saber que aún hay alguien que se acuerda de ellos. El nombre de todos los que día a día, haga frío o haga calor, deambulan por nuestras calles y plazas vendiendo ilusión, agradecerte este bonito detalle.

    Un abrazo fuerte.

    Venancio Ortiz.

    • Juan dice:

      Muchas gracias, estimado Venancio por el contenido de su comentario sobre mi trabajo titulado «LOS IGUALES PARA HOY». La verdad es que todos estamos con ustedes y que tanto mérito tienen en sus caminos y en sus recorridos, cuajados de ilusión, que nos llegan al alma a todos.

      Continuaremos, pues, en esa memoria colectiva de unas personas de un corazón tan grande para, como señala, VENDER ILUSION CADA DÍA.

      Un saludo cordial. Juan de la Cruz

  2. Pache dice:

    Tengo una fotografia de estas personas hablando entre ello en la calle moret ,si te interesa te la puedo mandar,pero tengo que buscarla en mi archivo.

    • Juan dice:

      Muchas gracias, querido Pache. Si la encuentras, ya sabes, me la puedes enviar, si lo consideras adecuado, por vía Messenger. Un abrazo.

  3. Angel Ruiz Cano-Cortés dice:

    Me asombra la enorme cantidad de conocimientos y sobre los más variados temas que posee el autor de este documentado y humano artículo…es un relato muy ameno y muy apropiado para «cacereñear» los que,como yo,hemos tenido el privilegio de haber nacido en Cáceres

    • Juan dice:

      Muchas gracias, querido Angel. Resulta un placer contar con lectores tan humanistas y sensibles como tú, por el ámbito de la cultura urbana cacereña… Y que siguen estas columnas, de un servidor, con tanto y tan profundo sentido del cacereñismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *