LOS INICIOS DE TVE-EXTREMADURA

La historia del Centro Territorial de TVE-Extremadura tiene, también, un señalado recorrido. Y, en el que un modesto servidor, forma parte. Por eso ahora, tirando de la memoria, trato de introducirme en una senda que conforma una parte del recorrido periodístico de TVE en Extremadura y uno de mis caminos en tan extraordinario y apasionante medio.

Los históricos estudios de TVE, en el Paseo de La Habana, que, recientemente, se llevó por delante la excavadora de la especulación.

El 28 de octubre 1956 se levantaba el telón de Televisión Española, en los estudios del Paseo de la Habana, donde el articulista trabajó casi cuarenta años. Primero en el edificio de TVE-Prado del Rey, luego en los estudios de TVE en la Casa de la Radio, posteriormente en Torrespaña, más tarde en TVE-Paseo de La Habana… Donde, en su día, por una curiosa circunstancia histórica, se enclavó el Centro de TVE-Extremadura.

Y al medio todo un montón de aprendizaje, de trabajo, de ilusiones, de inquietudes, de anhelos, de expectativas… Y donde tanto aprendí de tantos buenos profesionales y entrañable y buena gente en todas las áreas de la Televisión. Sobre todo, claro es, en el periodismo. Y también, por supuesto, de otros muchos profesionales, de la realización, de la cámara, del montaje, de la documentación, de la técnica, de la producción, de la locución y presentación…

Con la puesta en marcha de Televisión España, llegaba, a la vez, la creación y emisión de un paulatino abanico de programas informativos, deportivos, musicales, de variedades, culturales, sociales, de investigación, folklóricos, taurinos, históricos, infantiles, concursos, religiosos, debates, retransmisiones, etc, y, paulatinamente, se procedía a abrir un hueco para atender la actualidad más señalada en las diferentes provincias. En aquellos primeros tiempos, pues, se pusieron en marcha los Centros de TVE-Cataluña, en Miramar, y TVE-Canarias, que un servidor dirigiera durante seis años.

Emilio Rodríguez Olivenza, uno de los pioneros de TVE en Extremadura, y corresponsal en Badajoz.

Emilio Rodríguez Olivenza, uno de los pioneros de TVE en Extremadura, y corresponsal en Badajoz.

Unas informaciones, las de las provincias, con aquellas primeras cámaras de cuerda, Bolex Paliard, que llegaban desde Extremadura solo con imágenes. Lo que se conocía en el argot profesional y técnico como un “mudo“. Esto es, solo imagen y, más tarde, se le añadía el texto correspondiente.

Dichas imágenes llegaban hasta Madrid desde Badajoz, con el trabajo, la inquietud y el esfuerzo de un personaje de excepcional relieve, profesional y humano, como fue Emilio Rodríguez Olivenza, perteneciente a una saga histórica que arrancara allá por los comienzos del último tercio del siglo XIX.

Y allá que se iba el bueno de Emilio, siempre de buen humor, sonriente siempre, servicial, de modo constante, cámara al hombro, “porque me lo han encargado de Televisión Española“.

El gran Emilio Rodríguez Olivenza hoy presta su nombre a una plaza en la capital pacense. Un gesto por cierto de la gratitud de la ciudad pacense con mismo.

Luis Bravo, otro de los pioneros de TVE en Cáceres.

Luis Bravo, otro de los pioneros de TVE en Cáceres.

Las primeras imágenes de la ciudad y de la provincia de Cáceres desde aquel entonces, y a lo largo de muchos años, eran fruto tanto del trabajo y de la constancia permanente tanto de Luis Bravo Hernández como de Enrique Caldera González. Ambos dos, buenos amigos del articulista y bloguero, con quienes tuve la oportunidad de pasar muchas horas.

Luis Bravo se conformaba como otra persona íntegra y trabajadora, que también da nombre a una calle en la capital cacereña, merced a su historial, cámara al hombro, permanentemente, como tantos, en busca de la fotografía, de la imagen, de la noticia, de la actualidad, de la curiosidad, del personaje, de la sensibilidad humana, de la inquietud… En definitiva, de su gran pasión que llevaba en sus adentros desde que tuvo uso de conocimiento.

Luis se movía con una soltura de escuela fotográfica que adobaba con su cordialidad humana y afectiva.

Hoy, tanto tiempo después, sus instantáneas, que no abundan de modo público, son uno de esos objetos que se persiguen en la configuración, paulatina, para la conformación de la historia de la ciudad.

También en Cáceres, al mismo tiempo que Emilio Rodríguez Olivenza y que Luis Bravo Hernández, otro pionero, como Enrique Caldera González, descendiente de otra señalada saga que fundara su padre, Santiago, toda una institución en la ciudad. Y que, como los dos anteriores, se ganó, y bien, a base de un duro pulso, de mucho esfuerzo y de un señalado reconocimiento, la gratitud por parte de todos.

Enrique Caldera, una imagen, siempre, de Cáceres. Otro pionero de TVE en la ciudad cacereña.

Enrique Caldera, una imagen, siempre, de Cáceres. Otro pionero de TVE en la ciudad cacereña.

Enrique Caldera, gran amigo, fue de esos apasionados trabajadores que se dejó, prácticamente, la vida, por el panorama fotográfico y televisivo de la ciudad y de toda la provincia, Lo que dice mucho y bien, claro es, en su favor.

Y con el que Cáceres, para no engañarnos, se encuentra en deuda. Lo que escribimos y de lo que dejamos constancia en la esperanza de que un día alguien tenga la capacidad y decisión de incorporar su nombre, como en los casos anteriores, al callejero cacereño, a cuyas gentes y noticias, a cuyas plazoletas y callejuelas, a cuyas actividades de todo tipo, tanto y tanto se entregó en la suma de toda una vida de celeridad tras los pasos de la propia actualidad en todos los campos.

Emilio Rodríguez Olivenza, Luis Bravo Hernández y Enrique Caldera González, tres cualificados profesionales en la historia de Extremadura, buena gente, trabajadores incansables y serviciales.

Con toda una serie de gestiones y de esfuerzos, ya llegaron las cámaras Beauliex, también solo con imágenes. Y ya, más tarde, los corresponsales comenzaron a disponer de las Arriflex BL, con imagen y sonido por separado, que se grababa en un magnetófono Nagra, Lo que se conocía como doble banda.

Los mismos remitían sus informaciones a través de autobuses de línea y tren y, tras llamar por teléfono a los servicios de producción, dejando la hora de llegada del medio correspondiente y la persona que llevaba el paquete, los envíos eran recogidos en las estaciones madrileñas por un conductor de Televisión Española. Posteriormente la película pasaba al laboratorio para su revelado y se hacía el repicado correspondiente del sonido. Los cámaras acompañaban sus imágenes y declaraciones de los protagonistas con informaciones de agencia o unas líneas, elaboradas por ellos mismos, para que un periodista de la redacción central elaborara la noticia que se preparaba en montaje para su emisión.

José María Echevarría, montador, y Juan de la Cruz, procediendo al montaje de una información. Finales de los 70.

José María Echevarría, montador, y Juan de la Cruz, procediendo al montaje de una información. Finales de los 70.

Para ello el montador tenía que sincronizar, en ocasiones con extraordinaria habilidad, las declaraciones de los entrevistados hasta coincidir el movimiento de los labios con sus palabras y posibilitar la sincronización de la imagen y el sonido. Asimismo un realizador o ayudante de realización, procedían a seleccionar las imágenes idóneas para la configuración de la noticia. Más tarde se procedía a los empalmes de imágenes y textos quedando configurada la información.

Las informaciones que llegaban de las provincias a Madrid, en aquel entonces, solían recoger, por lo general, además de actos oficiales, inauguraciones, visitas de personalidades, congresos, exposiciones, evolución y crecimiento de las ciudades y pueblos, ferias, romerías, juras de bandera, sucesos de relieve, tradiciones festivas, iniciativas empresariales, actos académicos, tipos populares y un amplio campo de las más diversas y variopintas curiosidades.

Poco a poco se iba procediendo a la descentralización informativa por regiones. De este modo en el año 1970 arrancaba el Centro Territorial de TVE-Andalucía y en 1971 se ponían en marcha los correspondientes a Galicia, País Vasco y Comunidad Valenciana.

Por esas fechas se incorporaba en Plasencia como corresponsal gráfico Antonio Medina.

Coincidiendo con el día de la llegada de Adolfo Suárez a Cáceres, durante la campaña electoral de 1977, llegaban las primeras cámaras Arriflex, pero con sonido sincronizado por radiofrecuencia.

Luis Mariñas Lage, uno de los grandes de TVE, dirigió "19 Provincias".

Luis Mariñas Lage, uno de los grandes de TVE, dirigió “19 Provincias”.

De este modo, por aquella época, se emitían, desde los Estudios de Prado del Rey, los programas “Plaza Mayor”, “Desde la Bola del Mundo” y “19 provincias” con informaciones de las dos Castillas, Cantabria, Aragón, Madrid y Extremadura., que dirigirían, entre otros entrañables periodistas Juan Rodríguez Ruiz y Luis Mariñas Lage, buenos amigos los dos del firmante de este recorrido, aunque ambos dos, ya, lamentablemente, nos dijeron adiós por las campas de la eternidad.

Una labor de intensidad de trabajo y de esfuerzos por ir ganando competencias y trabajar de la forma más cercana, a pesar de las distancias geográficas, con la actualidad que se generaba, cada día, en las diferentes provincias que determinaban la configuración del espacio informativo.

Desde la bola del mundo” se configuraba como un programa que presentaba en su momento la locutora y periodista Nieves Romero. Y del que fueron realizadores, en aquellos tiempos, José Miguel Sierra Mackew y el amigo Terribas.

Y fue en dicho espacio, precisamente, en el que un servidor dio sus primeros pasos como redactor, con noticias procedentes de las diecinueve provincias, y, también, con una larga serie de entrevistas en el estudio, que estaba situado en el sótano de la Casa de la Radio.

Adela Cantalapiedra, uno de los rostros más conocidos de la TVE de Aquellos Tiempos.

Adela Cantalapiedra, uno de los rostros más conocidos de la TVE de Aquellos Tiempos.

El espacio informativo de Extremadura, ya, a esas alturas, los presentábamos Adela Cantalapiedra y Juan de la Cruz.

Al mismo tiempo ya iban colaborando con sus textos y entrevistas, también como periodistas, “corresponsales literarios” en el argot televisual. José María Parra en Cáceres, y Manuel López en Badajoz.

Espacios en los que se volcó todo un gran equipo. Los programas se completaban, además, con numerosos reportajes, entrevistas, informaciones y noticias elaboradas por reporteros y cámaras llegados desde Madrid y que se adentraban por diferentes rutas, caminos y senderos de la más que variada y diversa geografía periodística extremeña. Lo que dio lugar a que la Cadena Ser-Extremadura distinguiera con el trofeo “Extremeños del Año” a TVE, en la persona de Luis Mariñas y a este periodista.

Poco a poco, pues, iba creciendo la presencia de Extremadura en los diversos campos informativos, a través de TVE. Un compromiso en el que todo el equipo profesional de las diferentes áreas se volcó.

Como nota curiosa y anecdótica señalemos que como el espacio comenzaba a las dos de la tarde, durante un largo tiempo el programa arrancaba con las dos campanadas horarias de un Ayuntamiento o Iglesia grabada en algún municipio de la zona de las “19 Provincias”, y con el anuncio del presentador sobre el lugar, mientras se podía contemplar la imagen del reloj y la torre.

Más tarde Carlos Robles Piquer, director general de RTVE, nombró a este periodista Delegado de TVE para Extremadura, compatibilizando el servicio con la Subdirección del Area de Información Parlamentaria y tratar de incrustar la mayor presencia regional en los programas que buenamente se podía e ir trabajando para, en su día, la puesta en marcha del Centro Territorial de TVE-Extremadura. De este modo las expectativas regionales, las inquietudes industriales y empresariales, el panorama agrícola-ganadero, la proyección de la vida política, el crecimiento universitario, las nuevas dinámicas sociales, las ferias y fiestas populares, la cocina extremeña, el auge del turismo, las curiosidades más variopintas y otros muchos temas se incluían en diferentes espacios.

Inclusive se llegó a emitir un programa especial en directo, durante la jornada electoral de las primeras elecciones autonómicas extremeñas, presentado por Adela Cantalapiedra y Juan de la Cruz desde el Hotel Emperador, de Mérida, con los datos del escrutinio y entrevistas con los líderes de los partidos políticos, así como se procedía a retransmisiones de los actos centrales del Día de la Comunidad y otras.

Más tarde, y durante un determinado tiempo, el programa “19 Provincias” cambiaría su nombre y pasaría a denominarse “Antena Regional”.

Fernando Hernández Pelayo.

Fernando Hernández Pelayo.

En el año 1984 ya se puso en funcionamiento una redacción central de TVE-Extremadura en Mérida, en la calle John Lennon, con Fernando Hernández Pelayo (1958-2008) al frente.

Fernando Hernández Pelayo, que está calificado como un todoterreno del periodismo, procedente de Radio Nacional de España en Cáceres, llegaría a ser Jefe de Informativos del Centro de TVE en la región, y a quien, tras su fallecimiento, le fue concedida la Medalla de Extremadura a título póstumo por el Gobierno de la Junta.

Allí, en Mérida, le acompañaba como cámara y en un enriquecedor trabajo, pero, eso sí, a destajo, José Luis Caldera, mientras desde los estudios de TVE-Torrrespaña, ya se disponía de una programación informativa diaria sobre Extremadura, que se emitía de lunes a viernes con tres redactores en Madrid, Antonio Hidalgo Santos, que en 1987 pasa a ser redactor en Cáceres, Reyes Ramos y Francisco Fernández Carrasco.

Los presentadores del citado espacio informativo de Televisión Española dedicado íntegramente a la región extremeña eran Carmen Santos y José Luis Montero.

Juan de la Cruz, Director de TVE-Extremadura y Madrid, entre 1986-1989.

Juan de la Cruz, Director de TVE-Extremadura y Madrid, entre 1986-1989.

En 1986 se procede a mi nombramiento, como Director de los Centros Territoriales de Extremadura y Madrid.

Un tiempo en el que logramos trasladar el Centro desde Torrrespaña a los estudios de TVE en el Paseo de La Habana, con lo que se ganó bastante, en mi más que siempre modesta opinión, en una extraordinaria y significativa autonomía, en una mayor y mejor disposición tanto de medios técnicos como de servicios y en operatividad.

También se había incorporado en Plasencia Ignacio Palma como cámara.

Poco a poco se iban creando Centros Territoriales en las diferentes Comunidades Autónomas y la programación extremeña ya se conformaba de un informativo y de un espacio magazine diario de lunes a viernes.

Enseguida la programación extremeña también comienza a contar, ya, con un informativo y con un magazine diario de lunes a viernes. Como anécdota dejar constancia de que en la madrugada de todos los lunes Fernando Hernández Pelayo salía desde Mérida, bien en su Renault 5 turbo o en su moto, para elaborar en Madrid la información deportiva extremeña. Un gesto y una gesta. Y tras trabajar toda la mañana intensamente presentaba el espacio “Lunes Deportivo Extremeño”, con especial dedicación e intensidad a la jornada futbolística de los principales equipos extremeños, claro es, y, a continuación, salía con toda celeridad camino de Mérida.

En la parte del magazine colaboraban periodistas extremeños como Juan Antonio Pérez Mateos, autor de numerosos libros como “Cáceres: Piedra y fuego” o “Las Hurdes, clamor de piedras“, con el espacio “Diálogos Extremeños“, conformado en base a entrevistas con personajes y personalidades de todos los campos y ámbitos de Extremadura, Marciano Rivero Breña, ex-redactor del “Hoy” en Cáceres, con unos reportajes de relieve, y unos programas, “Buenas tardes, Extremadura“, de entrevistas y actuaciones musicales, presentados por la también periodista extremeña, de la localidad de Marchagaz, Fabiola Méndez.

Un tiempo de una labor apasionante por la identidad extremeña, con tan inquietos compañeros, tratando de obtener la mayor y más amplia imagen informativa y documental acerca de la región. Numerosos viajes con miles de kilómetros por las carreteras y caminos de geografía autonómica, cientos y cientos de noticias, de entrevistas, de reportajes, de informaciones, en lo que se podría denominar, como un acto de la mayor justicia, un compromiso apasionado de un gran conjunto de personas que se volcaban en un extraordinario equipo. Humano y profesional. Y, como me recordaba días atrás Antonio Hidalgo, trabajando mucho el reportaje del relato humano y de los aconteceres en los pueblos y ciudades extremeñas.

Continuamos ahondando en la altavocía informativa de Extremadura y que, al emitirse desde Madrid, con la ingente cantidad de emigrantes, alcanzaba un eco de señalada audiencia entre Extremadura y la capital del Estado.

Ya, en el año 1989, se alzó el telón del Centro Territorial de Televisión Española en Mérida, con Amador Rivera como director, alcanzándose un largo y brillante recorrido, hasta hoy.

 

Licencia de Creative Commons
LOS INICIOS DE TVE-EXTREMADURA by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

6 comments on “LOS INICIOS DE TVE-EXTREMADURA
  1. Jesús Miguel Albarrán dice:

    Fantástico post. Esos rostros, esos nombres y esos recuerdos forman parte también de la vida de muchos cuarentones/as cacereños y extremeños como un servidor. Recuerdo perfectamente el entrañable informativo de 15 minutos a las dos del mediodía con Carmen Santos, Montero, Fabiola Méndez o Beatriz Pérez Aranda (ésta especialmente en la cobertura de las elecciones de 1987). No entendíamos muy bien por qué las noticias de Extremadura nos las servían desde Madrid, pero después de leer este post me quito el sombrero por el esfuerzo y las gestas de aquellos profesionales. Estoy de acuerdo, Cáceres y Extremadura están en deuda con Enrique Caldera, pero también con gente como Juan de la Cruz, aquel director cuyo nombre leíamos en los créditos sin saber muy bien quién era o dónde estaba y que contribuyó decisivamente a difundir nuestra tierra y a vertebrarla desde la televisión. Un placer descubrirle y mi gratitud por tantas horas de divulgación extremeña desde Madrid.

    • Juan dice:

      Muchas gracias de todo corazón, mi querido amigo Jesús Miguel Albarrán, por ese comentario cuajado de elogio y de una extraordinaria señalada sensibilidad. En el fondo, aquí, entre amigos, tras tanta lucha y esfuerzo por sacar adelante TVE-Extremadura, lo que hicimos, y le hablo con la mano en el alma, fue cumplir con nuestro deber y nuestro reto y nuestra pasión. Con una particularidad que el trabajo que íbamos desempeñando, desde el principio y en todos los procesos, nos apasionaba del todo a todos. Y esas son algunas de las claves, pues, de ese recorrido de LOS INICIOS DE TVE-EXTREMADURA. Pero detrás de los nombres señalados, tanto en el post como en tu comentario, hay otros muchos: Reporteros, Redactores, Técnicos de Sonido, Mezcladores, Regidores, Ayudantes de Realización, Realizadores, Productores, Cámaras, Administrativos y un largo etcétera, sin cuya colaboración no se hubiera avanzado tanto. Hoy, pues, Jesús Miguel, contagiado por el recuerdo, va por todos ellos. Porque, honradamente, como testigo de tantos pasos de TELEVISION ESPAÑOLA EN EXTREMADURA, sin tanta buena ayuda, sin tanta generosidad y sin tantas horas, no se habrían conseguido los esfuerzos que hoy levantan ese Centro Regional de Televisión Española en Mérida. Un gran abrazo. Juan de la Cruz-

  2. Sebastián Castela Lancho dice:

    Gracias Juan por este relato del inicio de la televisión en Extremadura, muy generoso con todos, más modesto contigo mismo.

    • Juan dice:

      Muchas gracias, querido amigo Sebastián, por tu comentario alrededor de mi trabajo LOS INICIOS DE TVE-EXTREMADURA. La verdad, aquí, entre amigos, es que todo ese proceso resultó tan estimulante como apasionante y hasta un reto en el que, en función de las diferentes etapas, nos fuimos comprometiendo numerosos profesionales de RTVE. Un camino en ocasiones nada fácil, sino, como comprenderás, con algunos obstáculos de diversa índole, que son y conforman otro capítulo, pero que ya queda fuera del camino de ese empeño común como el que resultó de sacar adelante, en cada momento, las oportunas competencias de la imagen y la actualidad de Extremadura en sus respectivas parcelas de Televisión Española. Te reitero mi agradecimiento. Un abrazo, amigo. Juan de la Cruz.

  3. ANGEL RUIZ CANO-CORTÉS dice:

    Un concienzudo y extraordinario relato del nacimiento y desarrollo de la Televisión de Extremadura, aderezado con toda clase de informaciones sobre cuestiones técnicas, clases de cámaras, métodos de trabajo y magníficos profesionales de aquella época tan interesante y meritoria. Un gran artículo en todos los sentidos.

    • Juan dice:

      Muchas gracias, mi querido amigo Angel, por tu cariñoso comentario y que me honra. Tanto por tu opinión como por tu sentido del análisis que llevas a cabo, siempre, en todos los campos, desde tu profunda formación histórico-social en todos los ámbitos y que tanto te distinguen. Un gran abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *