MISA DE SOLDADOS CACEREÑOS EN LA GUERRA DE AFRICA

En el año 1919 se creó en Cáceres el Regimiento «Segovia 75». primera guarnición fija en la ciudad, gracias al General Esponda y la influencia del diputado Juan Vitórica Casuso con el Rey Alfonso XIII, que contó con numerosos soldados cacereños.

 

Su sede inicial fue el cuartel instalado en el Seminario Galarza. Y sus soldados se incrustaron e integraron, de forma rápida, en el ámbito de la sociedad cacereña, que, por aquellos tiempos, contaba con unos treinta mil habitantes.

Una guarnición, por cierto, que se fue componiendo, a lo largo de su historia, de un muy elevado y significativo componente de soldados cacereños, lo que fue prestando una identidad de manifiesta convergencia con el espíritu social, humano, participativo de la propia sociedad cacereña, por cuanto la incorporación de los mismos iba suponiendo un altísimo grado de unión entre el pueblo y su Regimiento, el denominado con el nombre histórico de «Segovia 75«.

En su historia, que hemos analizado en otros capítulos de este Blog, destacan, entre otros hechos de extraordinario arrojo y valor, una constante de los mismos, y por parte de todos sus componentes, tal como figura en las páginas de la historia militar y como tenemos constancia, el hecho de que dos compañías de soldados cacereños del Regimiento «Segovia 75«, participaron en una serie de muy arriesgadas operaciones y combates en el transcurso de la Guerra de Africa, a caballo entre los años 1921 y 1924, y en las que se registraron numerosas bajas de militares cacereños, como en la muy dura acción llevada a cabo en el Zoco el Hach.

Un Regimiento glorioso, pues, el «Segovia 75«, en lo que representa la configuración histórico-militar y ciudadana de Cáceres.

Es de señalar que hoy, todavía, queda algún hijo y numerosos nietos de Aquellos Heroicos Soldados Cacereños, mejor, sí, con mayúsculas, que saben de las aventuras, de las glorias, de las adversidades, de los sufrimientos, de los avatares de la Guerra de Africa y de la generosidad y entrega por parte de sus antepasados… Y que aún recuerdan algunos con extraordinaria memoria entre los relatos de aquellos soldados, también de las fotografías que permanecen, quizás perdidas, acaso olvidadas, en algún rincón, y que todavía pueden enriquecer, y mucho, a la Historia Militar de Cáceres…

… Y en nombre, por supuesto, de todos ellos, soldados anónimos que figuran en el libro de oro del Regimiento «Segovia 75«, de la ciudad de Cáceres.

En la fotografía adjunta se puede aprecia a los soldados del Regimiento «Segovia 75» en una Misa de Campaña, celebrada en el campamento militar en tierras melillenses, bajo las directrices de Federico Rodríguez Serradell, uno de los más significativos y cualificados mandos del Regimiento, del que llegaría a ser Coronel Jefe, de una enorme capacidad de esfuerzo y de estrategia, de lucha, de defensa de sus misiones, y dirigiendo las complejas operaciones de aquellos difíciles momentos, por parte de los héroes que fueron aquellos soldados cacereños en los duros frentes de la Guerra de Africa y que, en honor a la  justicia, se batieron el cobre allá, como nadie, entre tantas adversidades como las que representaban las tierras africanas.

Soldados anónimos, pues, de los que hemos escrito bastantes páginas y que siguen quedando abiertas a la presencia de aquellos recuerdos, de aquellas imágenes, de aquellas estampas, que dignificaban el coraje y la valentía de aquella larga y valiente serie de Anónimos Soldados Cacereños, que se merecen un lugar de honor en las páginas de esa misma Historia Militar de Cáceres, de Extremadura, de España…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *