TAMBORILERO EN CACERES (JAVIER. AÑOS 60)

Aquel día del Cáceres de Aquellos Tiempos, allá por los años sesenta del pasado siglo, nuestro siempre querido y gran Javier (García Téllez), siempre cámara fotográfica en mano, de manera tan incansable como apasionada y artística, obtuvo esta original instantánea.de un flautista y tamborilero ante las puertas del Ayuntamiento.

Y ahora, que ya levanta su campamento la caravana ferial de este año, traemos a colación a estos personajes de tanto relieve, como fueron en su día los flautistas y tamborileros, la inmensa mayoría de ellos procedentes de la zona norte de la provincia, que tanto amenizaron, siempre, las calles cacereñas durante el programa de festejos de las Ferias y Fiestas, a ritmo de canciones típicas del rico y variado folklore popular cacereño. 
 
Javier García Téllez, alumno de fotógrafos como Julián Perate, y formado en Madrid, instaló su galería en la calle Pintores, obtuvo la Medalla de Oro en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, correspondiente al año 1929, con una extraordinaria colección de fotografías sobre la hondura y belleza del Barrio Antiguo de Cáceres, siempre mágico y hechizante por excelencia, fue concejal y presidente de la Escuela Elemental de Trabajo, por la que tanto luchó, y, por encima de todo ello, y además, un auténtico y verdadero cacereño de pro que hoy presta su nombre, además, a un Instituto de Educación Secundaria en la capital altoextremeña.
 
Al decir adiós a las Ferias y Fiestas del año 2018, que tan poco tienen que ver, ya, con el paso del tiempo, con las Ferias y Fiestas del Cáceres de Aquellos Tiempos, de la mano de esta fotografía de Javier, con una instantánea de un flautista y tamborilero cacereño dejar constancia, también, de la sensibilidad, belleza y ritmo aquellos aires populares con los que los recorrían las callejuelas y plazoletas cacereñas: “El Redoble“, “El Pollu“, “La Jerteña“, “La Jota Cuadrada“, “Los Sones de Montehermoso“, “La Carta“, “El Pindongo“, “La Rondeña“, “La Jota de Guadalupe“, “Riani si, si, sí“, “El Perantón“, “El pájaro bobo“, “La guerra del moru“, “El arbolito“, “La Pimentonera“, “Rondeña“, “Abre la ventana“, mientras eran acompañados, de trecho en trecho, por una legión de chiquillos saltimbanquis y acompasando los sones musicales con las palmas y con saltos… 
¡Ay, aquellas, nuestras Ferias y Fiestas del Cáceres de Aquellos Tiempos…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *