TRATOS GANADEROS DE LA MANO FOTOGRAFICA DE JUAN GUERRERO

Cáceres cuenta entre sus páginas del arte fotográfico con personalidades de relieve: François Capdevielle, Prado, Javier, Hermanos Carpintero, Fonseca, Santiago Caldera, Luis Bravo, Múñez, Enrique Caldera..

 
caceres.tratoganaderoenferias1Y también, claro, Juan Guerrero (1934-2013). Gran fotógrafo, mejor persona, siempre con su cámara en ristre, ojo avizor, decía, para servir, decía, más y mejor a Cáceres. Siempre con la sonrisa y la amabilidad.
Nació y se crió en la cacereña calle Parras, en la que su padre tenía el bar y taberna Casa Juan, cacereñeó por la zona y sus aledaños de niño, pasó por las enseñanzas de la Escuela de la Montaña, se apuntó, como se decía entonces, en la Escuela Elemental de Trabajo, trabajó en los Almacenes de Sobrinos de Gabino Díez, pasó por el campo de la ferretería, hasta que un buen día de la mano de José María Parra, un todo terreno del periodismo,  comenzó a trabajar en el “Extremadura”. Toda una bendición.
 
Mientras decía que se formó en la Universidad del Madruelo y pian pianito Juan Guerrero se fue convirtiendo, a base de constancia y empeño, en un fotógrafo del plano de la actualidad. Porque, como tantos compañeros de las tareas informativas, estaba, como se suele decir, a todas horas y en todas partes para inmortalizar la propia noticia.
 
Acaso porque mamó aquellos tiempos de una gran generosidad de maestros del campo periodístico. Y el diario “Extremadura“, claro, como el diario “Hoy” fueron, desde siempre, para no engañarnos y honrar a todos sus trabajadores a lo largo de los años, muy merecidamente, por cierto, a una Escuela de Notables Maestros y Nombres (mejor con mayúsculas), todos ellos incrustados en los recovecos y esencias de todas las vertientes del cacereñeo.
 
caceres.tratoganadero1Juan Guerrero sentía pasión por la Virgen de la Montaña, por el recorrido de la Semana Santa, por el Club Polideportivo Cacereño, por los paseos por el campo del murmullo ciudadano por el epicentro ciudadano, como el recorrido diario entre Cáceres y la plaza, por todo aquello que significara Cacereñear, como era, por ejemplo, la hondura de las ferias… Y aquí teneis dos de sus muestras en sendos tratos ganaderos durante las fiestas.
 
Un fatídico día del año 2013 Juan Guerrero, siempre una figura señera y servicial de Cáceres, a través de su amabilidad, de su cariño y de su pasión por la ciudad, nos dejó legando a la ciudad, eso sí, más de 60000 instantáneas, lo que se dice pronto, pero que cuesta muchos años de servicio inquebrantable a la capital que le viera nacer, de lo que se podría conformar como el “todo Cáceres” y muestras como la de “Aspectos del Cáceres desaparecido” que quedan guardados, entre emociones y recuerdos de extraordinaria sensibilidad y añoranzas, en el baúl de la historia de la ciudad.
Todo un honor, querido Juan, tenerte como uno de esos personajes ínclitos y apasionados en las nobles artes del Cacereño y en las que figuras con letras de oro habida cuenta tu larga hoja de servicios prestados por una vocación verdaderamente digna de admiración y ejemplo por todos.
Gracias, Juan.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *