UNA CALLE TIPICA DE GUADALUPE, PORTADA DE ABC EN 1954

Guadalupe es, sencillamente, uno de los rincones más atractivos y sugerentes de Cáceres, de Extremadura, de España. Y, además, la sede de la Patrona de Extremadura, la Virgen de Guadalupe.

 

En Aquellos Tiempos, 1954, el diario ABC, de señalado prestigio nacional e internacional, dedicaba su portada, con cierta periodicidad, a una sección titulada POSTALES ESPAÑOLAS.

La misma se conformaba de una exquisita selección de Rincones, de Lugares, de Paisajes, de Callejuelas, de Caminos, de Pueblos, de Senderos, de Horizontes tamizados con un encanto especial como un manantial de sugerencias y bellezas.

Fascinantes y hermosas . De esas que se quedaban grabadas, de por vida, en la mente del viajero, del caminante, del peregrino. Y, claro es, del lector del periódico, que esperaban todos los lectores.

Y aquel día del año 1954, domingo, la Portada del periódico ABC se dedicó a una “Una calle típica de Guadalupe“. Tal como podeis ver en la imagen captada por el fotógrafo José Rueda.

Guadalupe es, sencillamente, un lugar fascinante, con un Monasterio que es foco histórico de fe y de devoción. Y, según cuentan los que saben de estadísticas y datos,ç el segundo lugar de peregrinación más importante de España después de Santiago de Compostela.

No en balde en el Monasterio de Guadalupe se encuentra la Virgen Morenita, Patrona de Extremadura desde 1907, de las tierras habla hispana, y de las Españas desde 1928.

Un lugar sugerente y hechizante, enclavado en el corazón de Las Villuercas, cuajado de atractivos, de riquezas histórico-artísticas, con una amplia colección de cuadros del pintor extremeño Francisco de Zurbarán, que destacan sobremanera en la sacristía, como “La Apoteósis de San Jerónimo“, “Fray Diego de Orgaz ahuyentando las tentaciones“, “La Misa milagrosa de fray Pedro de Cabañuelas” o “Fray Juan de Carrión, despidiéndose de la comunidad antes de morir“.

El Monasterio es una joya y una obra de arte, Patrimonio de la Humanidad, cuenta con un claustro mudéjar único, una auténtica obra de arte y de un relieve excepcional, se conforma de un pueblo agarrado, con sensibilidad, al tipismo, y tiene una preciosa antigua judería.

Guadalupe, que un día fue atacada severamente por la severidad migratoria, un auténtico mal endémico con raíces de honda adversidades en tantos y tantos pueblos extremeños, que llegó a contar con más de cuatro mil habitantes en los años sesenta y ahora apenas ronda los dos mil, hoy vive, fundamentalmente del turismo, cuenta con un extraordinario clima, diversos atractivos y encantos, y señalados restaurantes de una muy selecta comida tradicional.

Anímate, visita Guadalupe, siempre con las puertas abiertas de par en par, y regresarás satisfecho de una visita repleta y cuajada de encantos y atractivos. Y que, sin lugar a dudas, te invitarán a soñar y anhelar un pronto regreso.

Licencia de Creative Commons
UNA CALLE TIPICA DE GUADALUPE, PORTADA DE ABC EN 1954 by JUAN DE LA CRUZ GUTIÉRREZ GÓMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *