VISTA DEL MONASTERIO DE GUADALUPE, POR PONIENTE Y MEDIODÍA

El Monasterio de Guadalupe, situado en la comarca cacereña de Las Villuercas, se conforma como la principal referencia mariana en toda Extremadura.

 

La Virgen de Guadalupe se configura como una bella talla sedente, y cuya imagen fuera descubierta por el pastor cacereño Gil Cordero en el año 1326, según cuenta la historia. Y en cuyo lugar, hoy, se alza a los cielos de la eternidad el Monasterio de Guadalupe, que inicialmente fuera regido y custodiado por la orden de los jerónimos.

El hallazgo y la historia existente alrededor de la Virgen de Guadalupe, llevaron a su proclamación como Patrona de Extremadura, allá por el año 1907. Y, desde entonces, el impresionante recinto guadalupano, una joya de la historia a lo largo de los siglos, se erige como foco y lugar permanente de peregrinación mariana, de devoción, de recogimiento, de promesas, de esperanzas, de visitas, de oraciones ante la imagen, siempre inmensa, de la Morenita de las Villuercas.

Ese mismo año, 1907, apareció publicada esta fotografía con el texto identificativo que figura en la misma: “Guadalupe: Vista general del Monasterio por la parte del Poniente y Mediodía“.
.
Asimismo es de señalar que la Virgen de Guadalupe ya fue proclamada en 1928 Reina de las Españas, Patrona de la Hispanidad, en en transcurso de un muy solemne acto, que contó con la presencia de Su Majestad el Rey Alfonso XIII. Y, también, con la del Cardenal Primado de España, Pedro Segura, en nombre de Su Santidad, Pío XI. Un acto en el que Virgen fue coronada como “Hispaniarum Regina“. Reina, sencillamente, Reina de las Españas.

Hoy, 110 años después de su proclamación como Patrona de Extremadura, Guadalupe, lamentablemente, continúa integrada en la diócesis de Toledo.

Una manifestación de insensibilidad, de profunda insensibilidad, que duele, profundamente, en el alma de todos los extremeños, a pesar de la histórica reivindicación del pueblo extremeño. Y de las que, al parecer, otros, con poder en las dinámicas adecuadas, pasan. Lamentablemente pasan en medio del sentir y el pesar de las buenas gentes extremeñas que no se explican el misterio de tanto y tanto silencio ante las demandas de un acto de justicia histórica: Que la Virgen de Guadalupe, Patrona de Extremadura, se asiente en la jurisdicción de una diócesis de Extremadura y no de Castilla-La Mancha.

Licencia de Creative Commons
VISTA DEL MONASTERIO DE GUADALUPE, POR PONIENTE Y A MEDIODIA by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *