BAUTIZO DE UN PROTESTANTE EN CACERES (1913)

En mayo del año 1913 se bautizaba en el Correccional de Cáceres un joven protestante, en una ceremonia de relieve.

La noticia corrió como la pólvora y en el acto en el Cáceres de Aquellos Tiempos, que congregó a un numeroso paisanaje, y entre el que se encontraba presente también el fotógrafo C. Prado, con estudio y laboratorio en la calle Cortes (luego Moret).

En aquellos tiempos el Obispo de la diócesis era Ramón Peris Mencheta, de una gran labor apostólica en los veintiseis años que duró su labor y estancia al frente de la misma.

El director de la Cárcel Correccional de Cáceres la ejercía Andrés Calvo Jaime.

El alcalde de la ciudad era José Acha Gutiérrez, de espíritu reformador, y también, según relatan las crónicas de la historia cacereña, uno de los más notorios regidores cacereños.

Entre sus obras por la capital cacereña destacan, entre otras gestiones, la llegada de la guarnición en 1911, una amplia serie de reformas urbanas, como la de la Avenida de la Estación, el impulso de las ferias, así como su vocación de servicios en pro de la modernidad y de la evolución ciudadana en el compás social de España.

La presidencia de la Diputación Provincial de Cáceres la ejercía, en aquel entonces, Emilio Herreros Esteban, abogado y propietario del periódico “El Bloque“.

Por su parte Enrique Polo de Lara (1854-1931), estaba al frente del Gobierno Civil. Teniente coronel, masón, ayudante de los generales Chinchilla y Pavía, gobernador en Santiago, Cuba, gobernador electo de Manila, de Camarines y de Ilocos.

El mismo se volcó en sus trabajos y afanes con y por Cáceres donde consiguió poner en marcha la Cantina Escolar, como ayuda alimenticia a los niños más humildes, en un acto que contó con doña Angela Bermejo de Herreros, doña Catalina Muñoz de Durán y doña Angela Asensio de Acha, y en el transcurso de sun desayuno de arroz con chorizo y pimientos y abundantes panecillos y galletas.

También dignificó la Escuela y figura del Maestro, la instrucción e higiene pública en todos los campos, mostró su preocupación por el Hospicio y los Hospitales, fortaleció la autoridad de los curas párrocos en sus respectivas jurisdicciones municipales, saneó las costumbres y la moral, combatió el juego, trabajó contra la emigración, prohibió la mendicidad y luchó por erradicar las casas non-sanctas, prohibiendo “que salgan a la calle, como lo veían haciendo, las mujeres de vida alegre”.

En su guerrera llegaron a colgar 18 medallas y la Cruz de San Hermenegildo. Condecoraciones, se especifica en el periódico “El Bloque”, de Cáceres, ganadas en lucha abierta con los enemigos de España.

Militante en las filas de la izquierda liberal, siendo afecto a don José Canalejas, que fuera varias veces Ministro y presidente del Consejo de Ministros, fue saludado del siguiente tenor:

No es el dómine severo que con el palo en la mano hace entrar ben segura vereda a sus subordinados, sino el amigo prudente y sabio que con lógicas razones los conduce por el camino de la justicia y de la verdad”.

El Gobernador Civil, Enrique Polo de Lara, también se ocupó, de forma señalada por la debida asistencia y cuidado de centros benéficos, mataderos, fuentes públicas, mercados, corporaciones municipales, escuelas, cuarteles, limpieza de las calles y un largo etcétera.

Como hombre que fue, también, de ciencia y como propietario de la fábrica de insecticidas “Nuestra Señora del Rosario“, inventó el insecticida Polo para naranjos y olivos, Danum para la langosta y otros insectos, Pasta Bank para las oquedades y operaciones de tala, Extracto Mek para las enfermedades de raíces, Líquido Naik para musgos, hongos, líquenes, hormigas.

También, además, Enrique Polo de Lara tuvo tiempo para escribir numerosos libros y publicaciones como “La Guerrilla”, “De Sevilla a los montes Tingülanes”, “Estudio social y político de Filipinas”, “En justa defensa (Refutación documentada de las falsas acusaciones de un fraile agustino”, editado en Sevilla en 1900, “Colonización cubana”, “Diez meses cautivo”, “Al través del Caroballo”, “Un paseo por Asia”, “Filipinas. Usos y Costumbres”. Nuestro protagonista fue fundador, asimismo, de periódicos como “Juan Palomeque”, publicación satírica de Sevilla, de “La Lealtad”, de “La Integridad” (izquierdista) y de “El Correo Andaluz“.

La prensa de la época, de Cáceres, le denominaba Gobernador modelo y el periódico “El Bloque” dejó constancia expresa de su respeto a todos y de su consideración y nobleza para con los adversarios políticos, además de influyente en las esferas de poder.

También fue Gobernador Civil de Soria y de Santander, además de Director de Bellas Artes, del Ministerio de Instrucción Pública.

Enrique de Polo Lara, que consideraba que el mayor tesoro del hombre lo constituye el saber, fue calificado, tal como relata la historia, como de persona de esmerada educación, y, al tiempo, de fino y agradecido trato. También se le destaca como excelente caballero, hábil político, militar valiente y hombre culto y, también, de positivamente culto. Lo mismo que se destaca que “enemigos más o menos sitemáticos viéronse obligados a reconocer y ensalzar la gestión del Sr. Polo de Lara”.

Enrique Polo de Lara fue nombrado en su día Hijo Adoptivo de Ilocos, en Filipinas.

Licencia de Creative Commons
BAUTIZO DE UN PROTESTANTE EN CACERES (1913) by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *