Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/25/d580598968/htdocs/clickandbuilds/WordPress/BLOG_JUAN/wp-content/themes/news-magazine/inc/front/front_params_output.php on line 731

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/25/d580598968/htdocs/clickandbuilds/WordPress/BLOG_JUAN/wp-content/themes/news-magazine/inc/front/front_params_output.php on line 731

Archive For The “Uncategorized” Category

APURANDO LA PARVA

By |

APURANDO LA PARVA, una popular estampa extremeña, de Aquellosa Tiempos, es el título de mi relato que hoy, 19 de Junio, aparece publicado en el periódico extremeño REGION DIGITAL. Aquí os lo dejo.

 

Ahí está el amigo que, ni corto ni perezoso, anda apurando la parva, como decimos los extremeños, o sea, la colilla. Hasta casi quemarse los dedos.

Antes, claro es, arrancó una hoja de un librillo de papel de fumar, echó mano a la vieja petaca, vertió un poco de picadura de tabaco, la apelmazó, pasó la lengua por la hojilla, con languidez y sin mayores prisas, la pegó con la parte contraria, remató los extremos, elaboró un muy irregular cilindro, y hala, ya liamos e hicimos un pitillo. Hasta apurar, claro es, a base de bien, tal como se puede apreciar en el documento fotográfico, la parva.

Todo un rito costumbrista con largos años de tradición. Posteriormente lo encendería con el chisquero, con un poco de suerte al primer, segundo o tercer intento; después, una parrafadilla con algún paisanete del pueblo, quizás con Leocadio, el Yuntero, o con Quintiliano, el Tormento, con un saludo como “¿Qué cuenta el amigo?”, o sobre el estado del tiempo, un buen recurso habitual para iniciar una charla, puede que sobre el precio de los animales en el mercado, o, acaso, tal vez, a cuenta de esas interminables labores que siempre hay por el huerto, por el campo, por el redil, por la corraliza, por los caminos a salto de mata… Tal vez por las recolecciones, o puede que para quedar con los podencos e ir de conejos. O de esas divertidas partidas de dominó o tute en cualquiera de las tascas del pueblo, que tantas anécdotas dejan, entre apuros de jugadas, tratando de meter las cabras en el corral a los adversarios de la partida, sacarles un café y darles p´al pelo ante la concurrencia.

O, puede, que sobre ese amplio mundo humano de las ironías, de los sarcasmos, de las chanzas, de las bromas, de las pegadas de hebra, que se expande, ampliamente, por ese profundo paisaje de los municipios más pequeñuelos y donde la mano amiga se tiende con sabor humano con mucha más facilidad, cercanía y cordialidad, mire usted por dónde, que en las grandes poblaciones.

Aunque, para no engañarnos, esos pequeños pueblos extremeños vienen sufriendo en el alma, a base de crudezas, el calvario de las perversas cuchilladas migratorias, que comenzaron a repartirse a diestro y siniestro contras nuestros municipios, contra nuestras gentes, y que llevan sesenta años, lo que se dice pronto, desangrándose en sus lugareños y en sus menesteres, en sus familias y en sus hábitats, de forma estrepitosa… ¿Por qué?

Un cigarrillo tradicional de aquellos tiempos, principios de los años sesenta, de la pasada centuria, cuando uno se echaba un pitillo, tal cual como el que se preparó el amigo, protagonista de la fotografía, porque no todo el mundo, quizás, pudiera adquirir un paquete de Ideales o Celtas o de Peninsulares…

Cada calada, para qué contarlo, todo un mundo, mientras lo saboreaba de cabo a rabo entre la inspiración y la expiración, para, posteriormente, soltar el humo gris-azulado, de forma manifiestamente serena. Un relajo. Una tranquilidad. Un sosiego. Y como el tabaco en aquellos tiempos se andaba por las nubes, o sea, lo de siempre, pues no había otra opción que estirarlo y apurarlo al máximo.

El amigo luce, como se puede apreciar, todo un precioso traje típico y festivo extremeño, y mira, así como con recelo y detenimiento, quizás con alto grado de observación, no se sabe si con algún pelín de desconfianza, a cualquier horizonte de los campos y las tierras extremeñas, prestando su imagen, arrugada de trabajo y esfuerzo, al fotógrafo, que plasmó un documento de relieve…

Una imagen cuajada, al tiempo, de nobleza, y que deja constancia de cómo el paisano va tirando del carro. Lo dibuja y calca su rostro. Como las esforzadas gentes de la tierra parda que siempre hicieron camino al andar. Muchas veces, a pesar de los pesares, entre padecimientos notorios, y dejándose las costillas y el alma en el empeño.

Ese día, se supone, el amigo debía de andar de jarana. Puede que alguna boda, algún bautizo, alguna fiesta popular, entre tamboriles y flautas y buena y abundante comida y buenos caldos, compañero, y mucha cháchara con familiares y conocidos de siempre… Cambió el azadón y la severidad del campo por la diversión… Y, a buen seguro, acabaría con algún trago de aguardiente, entonando canciones populares regionales…

La fotografía está captada del libro «Extremadura, la tierra en la que nacían los dioses”. Un muy amplio y completo recorrido por la tierra parda, de la mano de una figura de señalado calibre, como la que representa Miguel Muñoz de San Pedro, Conde de Canilleros, publicado en 1961 por Espasa Calpe, y que nos dejó un extraordinario legado.

 

Licencia de Creative Commons
APURANDO LA PARVA by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

FOLLETO TURISTICO DE CACERES DURANTE LA II REPUBLICA

By |

Durante los tiempos de la II República (1931-1936) la Junta Provincial de Turismo editó un folleto y guía de Cáceres para facilitar la más completa información alrededor de los monumentos y las bellezas que se alzan, hacia los cielos, en la plaza y ciudad de Cáceres.

Con texto y fotografías de Tomás Martín Gil, una de esas glorias que figuran en la historia del periodismo de Cáceres, en el folleto se subraya que «visitar Cáceres como turista no es un placer difÍcil«.
Y dejando constancia expresa de los rincones, siempre evocadores, sugestivos y maravillosos que se dan cita en la ciudad y en los que, como señala textualmente el autor, «el placer de estudiar y gozar será más que satisfecho«.
Asimismo Tomás Martín Gil, una eminencia cacereña, deja constancia de que «cuando el turista quiera gozar por si mismo una provincia española digna de ser visitada por sus paisajes, sus ciudades y su raza, cuide de elegir la provincia de Cáceres«. ¡Qué extraordinario acierto…!
Al medio, claro es, toda una serie, aunque sea pequeña, pero a la vez inmensa, de invitaciones para el propio interés, entusiasmo e invitación al viajero y al turista, al visitante y al caminante. Como cuando Tomás Martín Gil señala: «Sobre un cerro, al pie de otro más elevado, la Montaña, se agrupa el caserío, pardo y oro, rojo y blanco«.
Extraordinaria imagen de Tomás Martín Gil en el Folleto de Turismo de la República.

Extraordinaria imagen de Tomás Martín Gil en el Folleto de Turismo de la República.

O cuando pinta un ejemplo, de relevante acuarela, en la Ciudad Histórico-Monumental cacerense: «Torres de aspecto típicamente medieval elevan sus piedras sobre la cumbre y dan la impresión de una urbe de otros tiempos«.

Quizás, acaso, cuando el escritor cacereño y cacereñista hace una referencia plena de rigor, al apuntar, entre tantos ejemplos, como los que se aprecian en el Casco Antiguo, el que, por ejemplo, la Casa del Sol o de los Solís es una «muestra acabada de la arquitectura urbano-guerrera de las mansiones cacereñas«.
O, tal vez, cuando deja constancia de que en el notabilísimo Palacio de los Golfines, que define como «el más adornado de todos los Palacios cacereños«, se conjuntan, pero sin perjudicarse en modo alguno, en su más que señalada y singular arquitectura, «los tres estilos que dominan en Cáceres: el mudéjar, el gótico y el renacimiento«.
También, claro es, faltaría más, todo un amplio puñado de referencias a toda la ciudad, en la inmensidad del recorrido histórico-monumental, que se da cita en la ciudad, que es, sencillamente, eterna, y que se conforma en Cáceres. Ahí quedan latentes una serie de ejemplos que se podrían multiplicar en su propia belleza y hermosura: El Arco de la Estrella, la Cuesta de Aldana, la Casa del Mono, la mansión  de los Becerra, la plazoleta del Instituto, la Torre de los Púlpitos, el Museo, el Aljibe…
Asimismo, la plaza de Santa María, uno de los corazones cacereños. Aquí Tomás Martín Gil hace un alto de relevancia especial y escribe: «Es esta plaza, a la que algún viajero califica de armas de la ciudad, uno de los maravillosos rincones que en la España vieja se conservan aún«. La misma cuenta, ya sabes, amigo lector, con una impresionante iglesia, la de Santa María, concatedral, y, también, tres palacios, tres: El Palacio de Mayoralgo, el Palacio del Obispo y el Palacio de los Ovando.
Un recorrido que se cuaja de las sensibilidades más variadas y diversas: Entre los monumentos de la historia, siempre numerosos e importantes, tanto en la capital como en todas las rutas, caminos y senderos que se ofrecen en toda la provincia, la más que ingente y rica diversidad de platos típicos de la gastronomía cacereña de siempre, y, además, tan suculenta, que se acompaña de una larga serie de buenos caldos, las tradiciones, que se enmarcan en un haz de tanta fecundidad y de una manifiesta y expresiva riqueza desde remotos tiempos, la hondura de sus manifestaciones folklóricas, los paisajes, infinitos y eternos, bellos y variopintos, que se pierden al otro lado de los sugestivos horizontes cacerenses entre tonalidades y gamas de los más señalados colores…
Gracias, ahora y siempre, querido y admirado don Tomás Martín Gil, por esta contribución a la expansión y conocimiento de la Ciudad Histórico-Monumental de Cáceres…!

Licencia de Creative Commons
FOLLETO TURISTICO DE CACERES DURANTE LA II REPUBLICA by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

CACEREÑA CON TRAJE TIPICO DE MONTEHERMOSEÑA

By |

Allá por el correr de los años 50 la editorial F,Molina, con sede central en Madrid, procedió a lanzar una muy curiosa y llamativa colección de Tarjetas Portales con Trajes Típicos y Populares de España, y que se encargó de diseñar la prestigiosa pintora Elsi Gumier.

Además del precioso dibujo de una joven cacereña con el traje típico de montehermoseña, con un caserío rural al fondo, y el escudo de la provincia, la postal se adornaba en bordado o tela interpuesta, lo que imprimió una significativa novedad que llamó, sobremanera, tanto la atención como curiosidad tanto de la competencia de postales con tipologías folklóricas similares de una numerosa clientela por toda España.

El número 24 de dicha colección está dedicada a esta imagen de una Joven Cacereña y la indumentaria popular de Montehermoso, siempre rica y muy llamativa. Y, como se pueda apreciar en la estampa, con todo tipo de matices y colores de una manifiesta expresividad y muy ajustada a la representación del traje.

Lo que, por supuesto, nos llena de orgullo, por la calidad de la lámina que cuidó en extremo la pintora y autora de una lámina de una más que señalada belleza y cuidado en todos los rasgos que conforman la tarjeta postal.

Elsi Gumier, una cuidada estudiosa, en este caso, de la colección de Trajes Típicos y Populares de las diferentes provincias españolas, que se distinguió por una señalada imaginación y creatividad, pero ajustada a los cánones del rigor tradicional de la indumentaria popular española, también fue dibujante de otra muy larga serie de estampas, de dibujos, de láminas, de las más variadas particularidades, como es de su amplia colección de estampas navideñas y otras, que permanecen almacenadas, como en este caso en la Historia de las Estampas de los Trajes Populares y Típicos de las diferentes provincias de España, por su muy alta calidad y precisión, en sus respectivas colecciones y especialidades,

Pero también es de señalar que la dibujante y pintora Elsi Gumier aparece en los rótulos cinematográficos de algunas películas como dibujante. Como es el caso de ver nombre junto al de Salvador Gijón en la película «Pipo y Pipa en busca de Cocolini«. Una película del director Adolfo Aznar, y que fue producida por la empresa cinematográfica Film España en el año 1955

Elsy Gumier también dejó plasmada su obra y trabajos en otras películas como «Miguelón» y, también, asimismo, en la titulada «El último contrabandista«.

Licencia de Creative Commons
CACEREÑA CON TRAJE TIPICO DE MONTEHERMOSEÑA by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

SOBRE EL TREN DE EXTREMADURA

By |

El tren, ay, el tren de Extremadura. Una calamidad histórica, un desastre, una desatención continua y continuada de los Gobiernos centrales –que tanto dinero envían a otras Comunidades– y que semejan ignorar la realidad de nuestra tierra. Acaso por conformismo, quizás por resignación. Pero una Extremadura siempre solidaria hasta la extenuación con todos. Aunque, en esta tierra nuestra, lamentablemente, hay quienes dejan mucho que desear.

"La foto de la vergüenza con la que Extremadura reclama un tren digno". Viajeros desperdigados en el campo, por una de tantas averías". Fotografía publicada en "La Vanguardia".

«La foto de la vergüenza con la que Extremadura reclama un tren digno: Viajeros desperdigados en el campo, por una de tantas averías». Fotografía publicada en «La Vanguardia».

Aquí os dejo el artículo titulado SOBRE EL TREN DE EXTREMADURA que, firmado por un servidor, hoy sale publicado en el periódico regional extremeño «HOY«.

SOBRE EL TREN DE EXTREMADURA

 En 1973 Renfe publicitó un slogan que decía: “Papá, ven en tren”, porque el sendero ferroviario español arrastraba una mala imagen.

El pasado año el pueblo extremeño, que tanto ha contribuido al desarrollo de otras Comunidades con una desoladora emigración, se manifestó en Madrid, algo insólito en nuestras gentes, pidiendo un tren digno, mientras los Gobiernos, indistintamente del color político, se vuelcan sobre otras zonas del país.

Un grito desgarrador reivindicando “un tren moderno frente al actual, más propio del siglo XX, si no del XIX”.

Recientemente miles de extremeños volvieron a la calle, en Madrid y Cáceres, para pedir el Tren de Alta Velocidad.

Lejos queda aquella promesa de Zapatero en 2004 anunciando 3400 millones de euros en infraestructuras ferroviarias, recordando “que es imprescindible para el desarrollo y para la instalación de empresas”, y asegurando que las obras del AVE Madrid-Lisboa comenzarían en 2010. Mientras Ibarra señalaba que era un programa serio y que Extremadura “está siendo tratada con justicia por un Gobierno decidido a hacer que la cohesión entre los españoles y territorios sean una realidad”.

En marzo pasado Rajoy anunciaba una apuesta con 3500 millones de euros para “sacar adelante las obras de conexión ferroviaria” de la Plataforma Logística del Suroeste Europeo, puntualizando “que estamos poniendo todos los medios para que pronto Extremadura tenga tren de Alta Velocidad” y que “estamos dando el mayor impulso de la historia al ferrocarril en esta Comunidad”.

Una ristra de declaraciones que nada tiene que ver con la realidad ferroviaria en Extremadura.

Días pasados la conciencia social extremeña volvió a la calle, reclamando nuevamente, un Tren Digno, mientras los dineros presupuestarios vuelan a diversas Comunidades, entre hartas incomprensiones…

Al medio, una diversidad de incidencias en los trenes que transitan por la Extremadura del olvido.

En julio de 2017, “El País” publicaba un reportaje titulado “El lento viaje del tren extremeño al siglo XXI”, destacando su autor, Manuel Viejo, que “Extremadura cuenta con uno de los peores trenes de España, con traviesas de madera del siglo XIX y con un aislamiento tras la supresión de varias líneas que complica la vida de sus ciudadanos”.

Asimismo “El Mundo” insertaba en octubre un reportaje, titulado “El tren extremeño de la vergüenza”, de David Vigario, apuntando que la región padece “una histórica deficiencia en las comunicaciones, sobre todo ferroviarias”.

Mientras en “La Vanguardia” aparecía un reportaje titulado “La foto de la vergüenza con la que Extremadura reclama un tren digno”, apreciándose un puñado de viajeros, desperdigados por el campo, a causa de una incidencia ferroviaria, señalándose que “la línea ferroviaria que conecta Extremadura con la capital de España es, literalmente, de otro siglo”.

Ante esta situación Vara aseguraba que “se acabó la paciencia” y que “España no puede invertir ni un euro más en unos sitios para que tengan más mientras en otros la gente va campo a través con sus maletas en la mano”.

No obstante el ministro de Fomento, José Luis Abalos, tras la manifestación en Cáceres, expuso que “es de justicia mejorar el tren, pero no será de inmediato”.

Ya veremos cuándo se celebra la próxima manifestación.

Licencia de Creative Commons
SOBRE EL TREN DE EXTREMADURA by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

TRAJE TIPICO DE CACERES EN «TABACOS LA LUCHA»

By |

La publicidad marcó, podríamos decir que desde siempre, la dinámica comercial de las empresas en la búsqueda afanosa de la clientela y la venta de sus productos. Como es el caso, en el que hoy nos detenemos, de la Fábrica de Tabacos «La Lucha». Y es que la competencia y la rivalidad con el mercado hacía darle muchas vueltas a la imaginación.

La Fábrica de Tabacos «La Lucha«, de Santa Cruz de Tenerife, comenzó a erigirse, de forma majestuosa y muy bella, en la capital canaria, a principios del siglo XX, gracias a la iniciativa del empresario José Luis López García, que llegó a alcanzar una extraordinaria importancia, y que, entre sus marcas de cigarrillos, lanzó, entre otras, las conocidas como «Ben-Hur«, «Habana«, «Extra Habana» y «Super-Lucha«. Algunas de las cuales aún almacenamos algunos en la memoria, a través del paso del tiempo.

Una empresa que, un buen día, se decidió a a acompañar sus paquetes de tabacos con publicidad comercial. Y figurando, en esa publicidad, de allá por el correr de los años 40, hace, ya, casi ochenta años, lo que se dice pronto, una muy curiosa y llamativa estampa como es la de la incrustación en los paquetes de cigarrillos de una serie de cartas para confeccionar una baraja con el Traje Típico y Popular de las Provincias Españolas.

Una forma, como otra cualquiera, en tratar de acumular los diferentes naipes de la baraja y componer la misma con todas las cartas que se conforman, tal como se puede apreciar en la estampa que veis a la izquierda de estas líneas, de una gran belleza en su diseño, en su colorido, en su confección y elaboración, en su presentación y, sobre todo, en la representación de la amplia y rica diversidad de los Trajes Regionales Españoles que se presentan con una extraordinaria variedad en todos sus matices.

Entre ellas, claro es, figura la estampas naipes y carta de la baraja española con los dibujos de una joven luciendo el Traje Típico y Popular, de Cáceres, en este caso el de Montehermoso, tal como supo crear y dinamizar el dibujante encargado de la serie de la baraja.

Un ejemplo de la baraja española de la Fábrica de Tabacos «La Lucha«, de Santa Cruz de Tenerife, y con las que se enriquece, asimismo, al tiempo, la fenomenología de las numerosas representaciones que existen en la Historia Popular de Cáceres alrededor del Traje Típico de la Alta Extremadura.

Licencia de Creative Commons
TRAJE TIPICO DE CACERES EN TABACOS «LA LUCHA» by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

GUÍA DE TURISMO DE LA PROVINCIA DE CACERES (1959)

By |

Esta es la portada de la Guía de Turismo de la provincia de Cáceres que, en el año 1959, lanzó la Delegación de Información y Turismo para dar a conocer a los visitantes los ingentes atractivos que se muestran, en todos los ámbitos y campos, por toda la multitud de caminos existentes por la geografía cacereña.

Una Guía de Turismo alrededor de la provincia Cáceres plena de sabores: Historia, Monumentos, Gastronomía, Alfarería, Pueblos de una manifiesta hondura tradicional, Serranías, encinares y olivares, alcornocales y olivares, rebaños de merinas trashumantes al ritmo de los cencerros y de las campanillas retumbando en el eco del campo, una impresionante y hermosa serie de ejemplares de una más que variopinta avfauna, paisajes, todos ellos, de una infinita y eterna belleza…
Toda una serie de rutas de grandes y muy diversos calados las que ofrece el panorama de los pueblos, los municipios, las tradiciones, la cocina, los horizontes, siempre infinitos de hermosura, para saborear la guía turística, nunca mejor dicho, que se presenta en todos los caminos de la provincia de Cáceres y en todas sus direcciones. Esto es: Norte, Sur, Este y Oeste.
 
En primer plano se muestra, como se puede apreciar, el dibujo de una joven vestida con el precioso y admirado traje de montehermoseña, que goza de una imagen y renombre de un más que marcado carácter internacional, muy elogiado en todo el mundo, y que, sentada en la Plaza Mayor de la localidad de Trujillo, luce, con sabor, la vestimenta popular.
La obra es un trabajo creativo e ilustrativo de la que es autor el pintor Juance, que refleja una escena muy bien acogida por todos los cacereños con motivo del lanzamiento del folleto o guía-mapa turística de la provincia de Cáceres.
 
Y es que es de señalar que, en la historia de los ricos y variados trajes típicos y populares de la provincia de Cáceres, también sobresalen en el álbum de las hemerotecas y en las páginas de ese gran libro sobre la propia fenomenología cacereña, además de extraordinarias fotografías, numerosos grabados, láminas, tarjetas postales, dibujos, cromos y estampas sobre la variada y rica indumentaria popular cacereña, como otra forma de una genuina idiosincracia, peculiaridad y originalidad, como se puede apreciar en algunos capítulos de este mismo blog, CACERES, EL BLOG DE JUAN DE LA CRUZ, y que continuaremos incrementando de forma paulatina. 
 
Muchos de ellos con ilustres firmas, y otros plagados de curiosidades y particularidades que conforman, al tiempo, una significativa aportación a la historia de los trajes típicos y populares, en su más amplia diversidad, de la provincia de Cáceres.

Licencia de Creative Commons
GUIA DE TURISMO DE LA PROVINCIA DE CACERES by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

EL GENERAL MARGALLO EN UN CUADRO EN ASUNTOS EXTERIORES

By |

En los próximos días se colgará en la Galería de Ministros del Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, el retrato oficial de José Manuel García-Margallo, quien desempeñara la responsabilidad de dicha cartera en el anteúltimo Gobierno de Mariano Rajoy. En el mismo aparece la figura de su bisabuelo, el general cacereño Juan García Margallo, que muriera de un balazo, en 1893, defendiendo como Comandante General la Plaza de Melilla.

Cuadro de José Manuel García-Margallo para la Galería de Ministros de Asuntos Exteriores,

Cuadro de José Manuel García-Margallo para la Galería de Ministros de Asuntos Exteriores,

El cuadro sobre Margallo, a la izquieda de estas líneas, es obra del prestigioso pintor Augusto Ferrer-Dalmau, especializado en temas militares, pinturas de historia y cuadros de batallas.

El retrato del Ministro tiene como fondo la imagen de su bisabuelo el cacereño Juan García-Margallo (Montánchez, 1839-Melilla, 1893), que, tras una brillante carrera y trayectoria militar, fue nombrado general de brigada y comandante general de Melilla, donde el mismo realizó una extraordinaria defensa de España, tal como consta en los tratados de la Historia.

Juan García-Margallo, considerado un héroe, murió, víctima de un balazo en el pómulo derecho, cuando defendía, de forma ardorosa, el fuerte de Cabrerizas Altas, donde la guarnición española se encontraba sitiada por seis mil miembros de las tribus bereberes en lo que fue denominada la Guerra de Margallo, y, también, como la Guerra del Rif, en la que se libraron durísimos episodios y combates, y que dio comienzo cuando las fuerzas españolas trataban de levantar una fortaleza defensiva para evitar los ataques indígenas en las cercanías de la tumba de un morabito o santón de los rifeños. Concretamente de Sidi Guariach.

En el Fuerte Cabrerizas Altas hay una placa en la que se lee: «En la puerta de este fuerte murió heroicamente el 28 de octubre de 1893 el bravo y pundonoroso Comandante General de Melilla y presidente de la Junta de Arbitrios D. Juan García Margallo«.

Entre sus condecoraciones figuran la Cruz de San Fernando, la Cruz Roja del Mérito Militar, la Cruz de Carlos III del Mérito Militar, la Medalla y Cruz de San Hermenildo, la Medalla de Alfonso XII.

Poco después de su fallecimiento, a principios del mes de noviembre, el Ayuntamiento de Cáceres, bajo la presidencia de José Trujillo Lanuza, decidió incorporar el nombre del General Margallo al callejero cacereño, y cambiando el rótulo en la que hasta entonces era calle Moros. Una calle que nació para acoger a los moriscos que Felipe II deportó desde Las Alpujarras.

"La Guerra de Margallo", cuadro pintado por Augusto Ferrer Dalmau.

«La Guerra de Margallo», cuadro pintado por Augusto Ferrer Dalmau.

Juan García-Margallo fue bisabuelo del ex ministro de Asuntos Exteriores y que, al incorporar la figura de su antepasado, le rinde un homenaje a su extraordinaria figura, a su señalada trayectoria y, sobre todo, a su inmenso coraje y valor

El pintor Augusto Ferrer-Dalmau, miembro de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, de Sevilla, cuenta con numerosas distinciones, premios y obras, Entre otras figuran cuadros suyos en el Museo de la Guardia Real, el Museo del Ejército, el Museo de la Academia General Militar de Zaragoza, el Museo Naval, de Madrid, el Museo de la Academia de Caballería, de Valladolid, el Museo del Arma de Ingenieros, en Madrid, la Escuela Naval MIlitar, en Marín, Pontevedra, así como en numerosas Salas Históricas de Unidades Militares.

Ya en su día Augusto Ferrer-Dalmau había realizado su obra titulada “La Guerra de Margallo”, con el general cacereño dirigiendo a sus tropas en uno de los combates, tal como se puede apreciar en la fotografía correspondiente.

Un cuadro, pues, el del ex ministro José Manuel García-Margallo que sirve para rememorar y reivindicar, una vez más, la figura del cacereño General Margallo, que está considerado un héroe en las páginas de la historia de España.

Sobre la obra de Augusto Ferrer Dalmau el escritor Arturo Pérez Reverte escribe lo siguiente: «Nadie, que yo conozca, pinta en España como Augusto Ferrer-Dalmau. Con tanta honradez y con tan admirable ausencia de complejos a la hora de recuperar las imágenes de nuestro largo pasado militar. Lo que en otros países es natural, pintores de batallas que fijan en sus lienzos la historia y la memoria de sus respectivas naciones, aquí resulta doblemente asombroso: por lo insólito del empeño y por la espléndida belleza del resultado. Eso convierte a Ferrer-Dalmau y su obra singular, extraordinaria, en algo especialmente raro. Y, como tal, precioso. Sus cuadros son escenas, retratos, claves necesarias para ilustrar nuestro pasado. Para recordar y reflexionar. Para comprender mejor, así, nuestras miserias, nuestras tragedias y nuestra grandeza».

Licencia de Creative Commons
EL GENERAL MARGALLO EN UN CUADRO EN ASUNTOS EXTERIORES by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

error: Content is protected !!