TRAJE POPULAR DE EXTREMADURA (AÑOS 50)

Hacia los años 50 del pasado siglo la Editorial Artiga-Ediciones Laietana lanzó una muy curiosa colección de Tarjetas Postales sobre los Trajes Regionales de España. Entre ellos, claro es, una lámina que tenía como referencia el traje popular de Extremadura.

Y es que, en el correr de aquellos tiempos, abundaban las estampas, láminas, ilustraciones, dibujos, cromos, postales, etcétera, que acompañaban a numerosos productos comerciales, en forma de colecciones y de álbum, para estimular la compra de los mismos por parte de los consumidores. Es el caso de fábricas de chocolates, de laboratorios farmaceúticos, etc, que regalaban con la adquisición de sus productos determinadas reproducciones, como en este caso, las del Traje Popular de las diferentes Provincias y Regiones de España.

El objetivo es que dichas tarjetas postales, como la que ofrecemos a la izquierda de estas líneas, dispusieran, además de una manifiesta y rigurosa identidad con la indumentaria regional.
Una cuestión que no resultaba nada fácil, ante la inmensa diversidad y variedades que ofrecen las vestimentas populares en las diversas zonas que se expanden de la geografía española. Lo mismo que se trataba, como originalidad y curiosidad extrema, de que las mismas estuvieran diseñadas por un marcado y desenfadado matiz y hasta con tintes, digamos, alegres, festivos, variopintos e inclusive, hasta, si se nos permite el término, jocosos.
Para semejante compromiso y cometido, que era, en cierto modo, un poco arriesgado, la Editorial contrató los servicios del pintor Eduardo Girona y que, una vez acometido el empeño, lanzó esta postal, por ejemplo, del Traje Popular de Extremadura, tras numerosos diseños y apuntes, logrando haber conformado una estampa típica extremeña, adobada, como se puede apreciar observando la postal, de toda una completa serie de las más variadas curiosidades.
Postal que, al decir de todos aquellos que tuvieron la suerte de haberla podido adquirir en aquellas fechas de su lanzamiento, mediados del pasado siglo XX, la disfrutaron, la comentaron, la saborearon, fue motivo de tertulias y de chácharas, de risas y de todo tipo de apuntes y observaciones, de particularidades, y, al mismo tiempo, la admiraron, tal como se merece la misma, y la guardaron, ay, en aquella cajita del alma que quedaba escondida en un rincón de los recuerdos de aquel entonces junto a tantas colecciones que, de siempre, llevamos a cabo todos con tanto esmero como cariño.
Aunque luego, así como de forma paulatina y con el paso del tiempo, aquellas colecciones, en las que se ponía tanto empeño, iba desapareciendo, casi sin darnos cuenta, por las campas del olvido, en medio de tantas y tantas circunstancias… ¡Pobre postal, pobres cromos de futbolistas, pobres láminas de monumentos histórico-artísticos, pobres álbumes de pueblos y razas del mundo, pobres estampas de animales de la geografía mundial, y que durante tanto tiempo llegamos a perseguir hasta de forma ansiosa y, posteriormente, guardarlas como oro en polvo en ese lugar de nuestras pertenencias…!
Pero ahí queda en definitiva, para lo que se representa como historia del Traje Popular de Extremadura, esta más que muy curiosa lámina elaborada con señalado primor y sentido de una combinación a caballo entre los elementos más llamativos del traje regional extremeño, diseñado por el pintor Eduardo Girona, la manifiesta capacidad artística y la originalidad creativa aportada por el dibujante de la lámina.

Licencia de Creative Commons
TRAJE POPULAR DE EXTREMADURA (AÑOS 50) by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *