Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/25/d580598968/htdocs/clickandbuilds/WordPress/BLOG_JUAN/wp-content/themes/news-magazine/inc/front/front_params_output.php on line 731

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/25/d580598968/htdocs/clickandbuilds/WordPress/BLOG_JUAN/wp-content/themes/news-magazine/inc/front/front_params_output.php on line 731

Archive For The “Tradiciones” Category

LA ORQUESTA CON SU ANIMADOR (POZUELO DE ZARZON)

By |

Tiempo de Fiesta en la localidad cacereña de Pozuelo de Zarzón. Se celebra el Día de la Patrona, la Virgen de la Encina, en la ermita del pueblo, Santa María de nombre, a kilómetro y medio de distancia de la población… Y con su Orquesta y animador, como debe de ser. 

 

Una festividad, en el municipio de Pozuelo de Zarzón, que como sucede en todas partes, se cuaja de bullicio llamando a la participación de todos los lugareños y hasta de los foráneos que se acercan hasta la villa. Los mayores se llegan hasta la ermita, a lomos de los burros, con las cestas de mimbre y calderos repletos con la comida y la bebida, a fin de darle darle gusto al cuerpo, mientras que los más jóvenes, plenos de vitalidad, lo hacen caminando, entre canciones, saltos, chanzas y alientos de unos a otros, acompañando a la Virgen y echando la bandera de rodillas, cuajando sus artes en esa competición folklórico-artística que, de siempre, acaecen en tantas modalidades. Eso sí, la Orquesta, siempre, con su animador.

La Fiesta, que tiene lugar allá, cuando llega el segundo lunes posterior al domingo de Resurrección, hay procesión hasta la ermita, con las pujas correspondientes y la celebración de la misa. Siempre, claro es, con el Canto típico del Ramo por parte de las mozas municipio.

En el programa, entre los actos religiosos, festivos y profanos, en medio de la mayor hondura y diversión, diríase que por parte de todo el pueblo cacereño, también, claro, sobresalen, y con qué fuerza los bailes populares, con las jotas y las charrás.

Con los participantes ataviados con los trajes típicos. En las mujeres: «Medias bordadas, zapatos negros, sayas de paños de colores y bordadas, mantones negros, mandiles con encajes y lentejuelas, jubón de seda, pañuelos de los hombros de cien colores, cobija a la cabeza…».zapatos negros de paño, jubón de seda, pañuelos de cien colores…».

Y los mozos: «Calzón corto o bombacho, polainas de paño o medias negras bordadas, chaleco con doble botonadura artística, faja de paño de color, sombrero…».

… Y, camino de la festividad, allá que marcha, como señala con extrema y llamativa curiosidad y detalle, el pie de la fotografía, «La Orquesta con su animador», a los acordes y el ritmo de la flauta y el tamboril, tan cacereños, que darán rienda suelta para que la mocedad se explaye con los aires populares y típicos de la localidad olivarera por excelencia.

Que tras la función religiosa, el cuerpo, posteriormente, se expanda y relaja, y. dan paso a una buena comida donde no han de faltar los sabrosos pinchos de chorizo y queso de la tierra. Y, si hay suerte, habrá, luego, migas con manteca, caldo de patata, gazpacho de poleo, moje de aceitunas… Y para que la comida pase sin problema por el gaznate abajo, se echa mano del roscotel. Un rico compuesto de vino, azúcar, zumo de limón, agua y huevos…

Que las campanas, amigos tocan a diversión, en honor de las fiestas de la Patrona, y hay que incrustarse en el espíritu festivo costumbrista y popular de Pozuelo de Zarzón.

Fuente: Valeriano Gutiérrez Macías, Revista de Estudios Extremeños. (POR LA GEOGRAFIA CACEREÑA).

P. D. La fotografía fue facilitada, allá por el año 1963, por don Elías Sánchez Gil a Valeriano Gutiérrez Macías.

«CACEREÑEANDO» EL BLOG DE JUAN DE LA CRUZ».

Read more »

CAMPUZAS CACEREÑAS POR SAN BLAS

By |

Paseando en unos momentos emocionales –como siempre– por mi Archivo Fotográfico sobre Cáceres, pasando revista a tantos y tanos documentos, me encuentro con el paisaje humano de esta llamativa fotografía típica y tradicional de unas Mozas Cacereñas, ataviadas con el traje popular de Campuzas, posando en la celebración de la Fiesta de La Candelaria. Año 1968.

Una fotografía que aparece cuajada de hondura y raigambre, de esencia y, también de sensibilidad, alrededor de la indumentaria típica cacereña, conformada a través de los tiempos, como es la vestimenta que distingue a las Campuzas Cacereñas.

Siempre tan colorido, tan ancestral, tan adornado de historias a lo largo de las páginas del libro de la Historia de Cáceres y que ahí sigue, vigente, con sus pequeñas variables, y que un día vistieron, y continúan vistiendo, numerosas mujeres, jóvenes y niñas durante tantas celebraciones festivas cacereñas, como es el caso de la Candelaria.

Una fotografía de la segunda mitad de los años sesenta de la pasada centuria, cuando, en aquellos tiempos, lo que se dice el todo Cáceres se daba cita de participación y de diversión en la convocatoria en la ermita de San Blas, y templo parroquial a partir del año 1958.

Una Fiesta, por cierto, a la que Valeriano Gutiérrez Macías dedicó señalados esfuerzos, tanto como estudioso e investigador cacereño, que dedicó buena parte de su obra a las celebraciones populares de la geografía provincial altoextremeña, como en sus tiempos como primer Teniente de Alcalde y Concejal de Festejos del Ayuntamiento Cáceres, como gran amigo que en fuera en vida del sacerdote, José Reviriego, titular del templo. Y a fe que, entre unos y otros, se consiguió ese encuentro de todos los cacereños en la Fiesta y Romería de San Blas.

La fotografía, precisamente, está captada del libro «POR LA GEOGRAFÍA CACEREÑA. FIESTAS POPULARES«, obra de Valeriano Gutiérrez Macías, publicado en el año 1968, y que fuera declarado de Interés Turístico por el Ministerio de Información y Turismo.

En el mismo hay un capítulo titulado «LA CANDELARIA: FIESTA DEL MAYOR TIPISMO CACEREÑO», con una siempre impresionante presencia de campuzas, y en el que el autor destaca:

«Los jubones negros, adornados con encajes, pañuelos –pañolones en el decir popular–, mantones de Manila, pañuelos de cien colores y de manta, mandiles negros –ribeteados de puntillas–, refajos de lana –verdes, rojos, amarillos, con más de tres metros de vuelo y primorosamente bordados–, faltriqueras con sus refajos, medias de cadenetas, aderezos,pendientes, gargantillas, zapatos negros de medio tacón, etc, que hermosean a la mujer cacereña, los que luce garbosamente por el Paseo de San Blas…».

Allí, en San Blas, se presentan miles de cacereños que rezan, de forma devota y confiada, ante la imagen del Santo, lo mismo que se presenta la «Mesa de Ofrendas«, con diversas de donativos de cacereñas y cacereños, en forma de dulces, tartas, pastas, posteles, etcétera, que luego son subastados entre pujas, lo mismo que se forma una algarabía del gentío tratando de adquirir una de las roscas y cordones del Santo, que, hasta donde cuenta la tradición, cura las afecciones de garganta.

Y, luego, durante toda la tarde, unos y otros, unas y otras, se dan largos paseos festivos, en medio de un significativo muestrario de campuzas entre canciones y danzas con las esencias de las raíces folklóricas de la provincia cacereña. Aunque también se lucen y destacan otros trajes típicos como es, por ejemplo, el siempre bello y muy llamativo traje típico femenino de Montehermoso.

Por cierto. El libro «POR LA GEOGRAFIA CACEREÑA. FIESTAS POPULARES«, se conforma como un completo recorrido por el panorama tradicional, típico, popular y festivo de la Alta Extremadura. Desde las «Fiestas del Pan y el Queso«, de Zarza de Montánchez, a «Las Purificás«, de Monroy, desde «Las Carantoñas«, de Acehuche, a las «Corridas de Gallos«, de Albalá, desde el «Pero-Palo«, de Villanueva de la Vera a «La Encamisá«, de Torrejoncillo, a la «Procesión de los Empalaos«, en Valverde de la Vera…

A la izquierda la curiosa fotografía del escritor e investigador cacereño, Valeriano Gutiérrez Macías, en la biografía del autor del citado libro. (1)

NOTA:

(1) En este mismo Blog, CACEREÑEANDO, EL BLOG DE JUAN DE LA CRUZ, se puede leer el capítulo biográfico titulado «VALERIANO GUTIÉRREZ MACÍAS».

Read more »

FABRICA DE PRODUCTOS «LA GORRA»

By |

En aquellos tiempos, hace ya unas décadas, la Fábrica de Productos «La Gorra», de La Vera, dedicada a la producción y exportación de pimentón, higos y miel, toda una gran y muy sugestiva delicia de la gastronomía extremeña, presentaba en sus envases, de forma muy acertada, esta curiosa etiqueta, haciendo honor al nombre de la empresa.

El dueño de la misma, instalada en la ciudad de Plasencia, capital del Jerte, el empresario Gabriel Mateos Alvarez, mostraba, de esta forma, su gusto por el bienhacer enriqueciendo, al tiempo, la imagen de la siempre llamativa «gorra» que sobresale, por su gran belleza y llamativa originalidad, en el conjunto de toda la indumentaria típica y popular de Montehermoso.
Una población, la de la localidad cacereña de Montehermoso, que es conocida desde hace largo tiempo como: «Cuna del tipismo extremeño«.
Toda una denominación de gran enjundia y calado que honra a la población montehermoseña, a la provincia de Cáceres y a la región extremeña, al contar con uno de los trajes populares y tradicionales de mayor riqueza y belleza, y siendo muy admirado y exaltado en todo el mundo.
Una curiosa estampa, la de la etiqueta de los productos veratos de «La Gorra«, que se viene a unir a las numerosas láminas, fotografías, estampas, tarjetas postales, dibujos, cromos y otra variada muestra del traje popular cacereño por excelencia.
NOTA: Gabriel Mateo Alvarez fue miembro del Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio, a lo largo de numerosos años, según información de nuestro querido amigo Teófilo Amores Mendoza, . Un hombre, Gabriel Mateos Alvarez, que, según Amores Mendoza, supuso toda una personalidad de relieve en el panorama de la Cámara de Cámara de Comercio de Cáceres y que, asimismo, se distinguió por su inquietud en la actividad y en la dinámica de los horizontes y expectativas y de la lucha en defensa, siempre, de la realidad y el futuro económico-industrial cacereño.

Read more »

EL CALDERO

By |

… Y allá, hacia finales el año 1975, se ponía en marcha el grupo folk «El Caldero». Un grupo de jóvenes, dejándose llevar por la sensibilidad de la ilusión y el mérito de recopilar de buscar por todas partes y expandir las ricas canciones típicas y populares de la provincia Cáceres

Maruxa, una profesora de Dibujo, en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de EGB, fue la encargada de dar vida al grupo «El Caldero» con unos componentes, estudiantes ellos, y que se iban renovando con la periodicidad que se determinaba y obligaba a renovar al conjunto, claro es, en función de la marcha de sus estudios…

Pero de uno u otro modo el hecho más que evidente es que el grupo folk «El Caldero» fue saliendo adelante en medio de una constantes de adversidades, sí, que superaban, con mucho, los esfuerzos de sus componentes. Pero que echándole un valor extraordinario llevaron a cabo una labor ímproba en el panorama del folklore de la Alta Extremadura. 

Y allí, en aquellos escenarios, rodeados, siempre, de una multitud de seguidores, a los que entusiasmaban con sus alegres interpretaciones, con la fuerza de sus voces, cuajadas de hondura popular, y, junto al hermoso ruido de guitarras y de botellas, de laúdes y flautas, de zambombas y tamboriles, la esencia de esa cultura popular que todos llevamos tan dentro de nosotros, entre canciones de quintos, de rondas, de bodas, de siegas, de recolecciones… De costumbres y tradiciones, todas ellas, arraigadas en los pueblos de la provincia de Cáceres…

El conjunto folklórico «El Caldero«, que tanto luchó por la profundidad y tipismo de nuestras canciones, figuró en lo más alto del sabor y de la esencia que se encuentra en la búsqueda, apasionada e ilusionante del folklore altoextremeño.

Ahí quedan, en sus grabaciones discográficas, bajo el nombre tan sugestivo de «Verdeguea» sonidos como los que emanan de «Ronda de Bodas«, extraída en Jarandilla; «Verdegueá«, recuperada en el pueblo de Pescueza, «Ronda de Antesalas«, captada en Majadas de Tíetar; «Canto de Mendigos«, sacada de Hervás; «La Charramanga«, que consiguieron en Montehermoso, cuna del tipismo popular altoextremeño, «Ronda de la Matanza«, del municipio de El Torno, «El Testamento«, dictada en Calzadilla, «Alborá del Jarramplás» y otras muchas, con las que tanto disfrutamos quienes tuvimos la suerte de verlos actuar, cantar y pregonar las esencias de nuestras canciones de siempre. Las que entonaron, sencillamente, nuestros antepasados.

Muchas gracias, queridos amigos del grupo «El Caldero«, por haber hecho una labor heroica, de una señalada manifestación que pone de entusiasmo vuestra fuerza, que os hoy agradece el folklore, sencillamente, de Cáceres.

Licencia de Creative Commons
EL CALDERO by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

LAS FERIAS DE CACERES EN 1903

By |

Las Ferias y Fiestas de Cáceres, en honor de San Fernando, se conforman como uno de esos rituales emblemáticos que desde 1896 tienen lugar a finales de mayo y principios de junio en la capital cacereña.

feriacaceres1903-abc

Feria de Cáceres, fotografía publicada en ABC en 1903.

Unas Ferias que dieron sus pasos más firmes a instancias de los ricos y hacendados ganaderos asentados en la capital cacereña y que presionaban con la celebración de las mismas desde mediados del siglo XIX, y que no paraban en su empeño de conseguir una Gran Feria de Ganados acorde con la pujanza y relieve de una capital como venía a ser, ya en aquellos tiempos, la de Cáceres. Si bien es de señalar que las Ferias se venían festejando y desarrollando desde la Edad Media dentro del ámbito del llamado desarrollo comercial de las villas y concejos.

Tras tanta persistencia todo se rubrica el 7 de septiembre de 1895, tras una larga serie de encuentros entre miembros del Ayuntamiento de Cáceres, ganaderos y representantes de la Sociedad General de Fosfatos que se encargaba de la explotación de las minas de Aldea Moret.

A la sazón el alcalde de la ciudad era Nicolás Carvajal y el segundo teniente de alcalde Joaquín Castel, que preside la última reunión entre las partes señaladas y en la que se procede a la probación definitiva para que los días 28, 29 y 30 de mayo se celebraran las mismas, incluyendo, además, claro es, una amplia variedad de festejos y dos corridas de toros.

Para ello se tuvo en cuenta la fenomenología de los ciclos tanto de las cosechas como de las dinámicas de los ganados.

Así, pues, en aquella reunión de 1895 se dio el banderazo de salida a las Ferias Cacereñas en honor de San Fernando. Muy probablemente por azar y casualidad. Y que levantó sus cimientos de muestra de ganado en El Rodeo.

feriadecaceres1903-abc-2

Feria de Cáceres, fotografía publicada en ABC en 1903.

De este modo el periódico «El Adarve«, en su edición del 28 de mayo de 1903, señalaba: «Ha dado principio nuestra Feria y notábase en la población el movimiento y animación que traen consigo los actos al que tan ávidos se muestran las poblaciones que se preocupan del fomento y desarrollo de los intereses de los distintos órdenes de la economía y de la vida social«.

En aquel entonces ya se veían los prados llenos de magníficos ejemplares de ganado lanar, mular, caballar, ovino, porcino y vacuno.

Por su parte las casetas estaban muy animadas y se señala en el periódico citado que «harán su agosto los vendedores si el tiempo no estorba la concurrencia de ansiosos que por cierto se cuentan a millares».

Asimismo se añade, de forma desenfada en el argot periodístico, que «anoche llegaron los individuos que componen la Banda Gravelinas, encargada de amenizar los festejos y en las seis de la mañana de hoy recorriendo las calles de la población tocando preciosas Dianas, a las órdenes del director y maestro señor Cabezas». La Banda, que entró en la ciudad al compás de alegres pasodobles, también ofrecería conciertos en el Real de la Feria y en la Caseta del Círculo de la Concordia.

A las nueve de la noche de ese mismo día se repartieron dos mil panes entre los pobres de la capital. Y para ese y los restantes días se anunciaban reparto de premios a la virtud, también reparto de premios a la aplicación en las escuelas públicas, fuegos artificiales por el reputado pirotécnico señor Parra, cucañas y muy animados y divertidos y entretenidos bailes en el Círculo de la Concordia, en el Círculo de Artesanos y en el Círculo Agrícola-mercantil.

Asimismo en el Teatro Principal, un emblema cultural del Cáceres de aquellos tiempos, se ofrecía la representación de las obras teatrales «El turno de los partidos» y «El cuerno de oro» así como los ejercicios de Miss Geraldine, bellísima artista, siempre simpática y agradable, en la danza y en el trapecio volante y con las obras «Tiros con rifle«, y «La danza esperpéntica«. También ofrecía su compañía bailes con interpretaciones como «¡Celestial!«, «España«, «Arco Iris» y «Danza Blanca«.

Por su parte en el Teatro Variedades, otro icono de la inquietud cultural del Cáceres de entonces, la compañía de Antonio Camacho ofrecía las obras «»El chico de la portera«, «El tirador de palomas«, «El cabo primero«, «La mazurca roja» y «La diligencia«.

También la barraca denominada «El Gran Cromofotograph Mágico» para «exhibición de preciosas y variadas vistas cinematográficas del señor De la Rosa«, ofrecía variados cuadros y en color y de larga duración como era la obra denominada «Barba Azul«.

Asimismo el Circo Schumann abría sus instalaciones para las muestras de magia, doma, risa, malabarismo, contorsionismo y otras artes malabares, destacando la actuación de los Hermanos Teresa y los clows Luis y Bomba, mientras que el Circo Equestre mostraba lo mejor de su compañía junto al Paseo de Cánovas.

En el coso de la Plaza de Toros se celebraron dos corridas organizadas por Federico Cortés, empresario del Circo Taurino. En el primero de los festejos actuaron los diestros Camisero, Bienvenida y Mazzantinito, con toros de Halcón, y en la segunda Camisero y Bienvenida, con el rejoneador amateur Ricafort, y astados de Palha, llegados en el tren de Alcántara, con ejemplares con los siguientes nombres: Girandola, Montañez, Cardino, Crusero, Maravilloso y Ranchero. Y hasta el empresario taurino, todo corazón, procedió a regalar al Asilo de las Hermanitas de los Pobres la mitad de la carne de uno de los toros de lidia.

Unas Ferias, pues, inolvidables, como todas, y, siempre, plenas de participación popular, siempre con ganas de jarana y diversión, tras un año de trabajo.

NOTA: Las fotografías de la feria de 1903 están captadas del periódico ABC que bajo el titular de Las Ferias de Cáceres publica el 11 de Junio siguiente texto:

«Durante los últimos días del mes pasado se han celebrado en Cáceres las renombradas ferias que anualmente organiza aquella capital».

«Siempre atraen gran concurrencia de gente extremeña, que verifican importantes transacciones de ganados y cereales, dando mayor atractivo a estas ferias los festejos, entre los cuales no faltan las indispensables corridas de toros».

«Las ferias de este año han estado también muy animadas, y de ello dan testimonio las fotografías que publicamos y que nos ha remitido desde dicha capital un aficionado a la fotografía«.

La primera de la fotografía lleva el siguiente pie: «Vista general de la ciudad desde la Feria«.

La segunda dice: «Aspecto de la feria de ganado lanar y caballar«.

 

Licencia de Creative Commons
LAS FERIAS DE CACERES EN 1903 by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

«EL PERANTON» (1961) POR LOS COROS Y DANZAS DE SECCION FEMENINA

By |

“El Perantón” se conforma como una danza popular del siglo XVIII, procedente de la localidad cacereña de Zarza de Granadilla, y que también se ejecutaba en diversos pueblos del Norte de la provincia de Cáceres.

corosydanzas.elperanton1961.NODO

«El Perantón», interpretada por los Coros y Danzas de Sección Femenina, en 1961.

La misma fue rescatada con extraordinario esfuerzo, a caballo entre las investigaciones de Angelita Capdevielle y de Manuel García Matos, e incorporada al repertorio del Grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina de Cáceres.

El Perantón” figura hoy entre las danzas que interpretan en sus actuaciones diversas agrupaciones folklóricas de la provincia de Cáceres. Sobre todo por la belleza de su coreografía. Muy amena y variada. Y, además de curiosa Y señalada picaresca.

En este sentido, según señala la eminente folklorista Angelita CapdevielleLa peculiaridad que la hace ingenuamente “picante” consiste en que el hombre se agacha en su “sana” intención de ver mejor las piernas de su pareja después de haber dado un salto y hecho una pirueta en el aire, continuando luego la danza”.

La letra del «Perantón«, considerada de siempre por los estudiosos folkloristas como de muy sencilla, curiosa e imaginativa, dice:

Cuando quise no quisiste,
ahora que quieres no quiero,
pasa las penas de amores
que yo las pasé primero.

Tú que no tienes
ni cama ni ropa,
echa una pierna
encima la otra.

Ya no estoy como estaba,
dueño querido,
ya no estoy como estaba
que estoy herido.
Que cómo está usté,
pa servirle a usté,
dueño querido.

Tantarantán, María,
tantarantán, José,
que la niña tiene un diente
que se lo vi yo ayer.

Todas las damas
van a las flores,
con sus amores
tú también vas.

Cuando la veo,
me remeneo,
me resaleo
y un poco más.

La interpretación del “Perantón”, que se puede apreciar buscando la dirección señalada al final de estas líneas, y que se encuentra escribiendo en el buscador de Google El Perantón, y señalando el enlace denominado «El Perantón (Cáceres, 1961), Fondo de Música Tradicional, está a cargo del Grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina de Cáceres en el año 1961.

Un grupo al que, en su día, perteneció un servidor, como tantos y tantos, en el afán de contribuir a preservar y divulgar la belleza y hondura del folklore cacereño, pleno de riqueza en todos sus campos: Historia, letrillas, indumentaria, instrumentos musicales…

La grabación es de NODO (Noticiarios y Documentales Cinematográficos) y forma parte del Fondo Musical Tradicional del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

http://musicatradicional.eu/es/piece/22066

Licencia de Creative Commons
EL PERANTON (1961) POR LOS COROS Y DANZAS DE SECCION FEMENINA by JUAN DE LA CRUZ GUTIERREZ GOMEZ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

Read more »

EL TRAJE TIPICO DE CACERES EN LA «ANTOLOGIA DEL FOLKLORE MUSICAL DE ESPAÑA»

By |

El año 1960 el musicólogo cacereño Manuel García Matos saca a la luz, bajo el sello discográfico de Hispavox, la primera edición de la «Antología del Folklore Musical de España» y, tal como se subraya, «interpretada por el pueblo español».
trajetipico.dibujoenelblogmanuelgarciamatosUna obra de extraordinario relieve, realizada bajo los auspicios del Consejo Internacional de la Música (UNESCO), que llevó años de trabajo al investigador cacereño, recorriendo caminos, pueblos, pedanías, aldeas, para, luchando por la recuperación de ese extraordinario patrimonio de la cultura popular, rescatar muiñeiras gallegas, seguidillas toledanas, zortzikos vascos, folías canarias, boleros mallorquines, jotas oscenses, fandangos onubenses…
Y, por parte de Cáceres, canciones como «Ronda festera«, «La Rama«, «De cuna«, «Toreras«, «Ronda de bodas» y «El Quita y pon«, que deja esa letrilla tan curiosa que dice:
Por la mañana temprano,
te pones, Juana, en el balcón,
quita y pon.
Regando las azucenas,
la hierbabuena, la flor de olor,
quita y pon.
La «Antología del Folklore Musical de España«, fue galardonada en 1964 por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón con el Disco de Oro y la edición de la obra, a cargo de la casa discográfica Nippon Columbia, Co. Lid».
En 1971 se lleva a cabo una segunda edición.
Posteriormente, en el año 1980, seis años después de su fallecimiento, su hija Carmen García-Matos Alonso, tras una ímproba tarea, recuperó la labor que dejó pendiente su progenitor y publicó la «Magna Antología del Folklore Musical de España«. Una obra galardonada ese mismo por el Ministerio de Cultura con el Premio a la publicación discográfica más importante del año.
En la portada de la primera de las ediciones, junto a otras catorce ilustraciones, de estampas folklóricas de diversos lugares de España, aparece, por parte de Cáceres, esta imagen.
 

Licencia Creative Commons
EL TRAJE TIPICO DE CACERES EN LA «ANTOLOGÍA DEL FOLKLORE MUSICAL DE ESPAÑA» por JUAN DE LA CRUZ GUTIÉRREZ GÓMEZ se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Read more »

error: Content is protected !!